30/12/22

Por el derrumbe de Bolivia, el gobierno apura dos obras clave para garantizar el suministro de gas en el norte de país durante el invierno

Debido a los menores envíos de gas que llegarán desde Bolivia, el gobierno decidió apurar dos obras en el sistema de transporte de gas para intentar suplir el faltante con producción de Vaca Muerta. Se trabajará para revertir dos plantas compresoras en el Gasoducto Norte a fin de enviar hasta 4 MMm3/día de gas adicionales desde Neuquén hacia Salta a partir de junio.



El área energética del gobierno está negociando con autoridades de Bolivia la firma de una nueva adenda al contrato de importación de gas desde el país del Altiplano. Si bien se sabe que la producción de YPFB está declinando, la información que llegó en las últimas semanas desde Santa Cruz de la Sierra, base de la petrolera estatal, preocupó aún más a las autoridades argentinas. Según indicaron a EconoJournal fuentes públicas y privadas sin contacto entre sí, Bolivia comunicó que está en condiciones de enviar sólo 6 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día) de gas hacia la Argentina durante el invierno; casi 2 millones menos que el invierno pasado.

Frente a esa situación, el gobierno decidió apurar dos obras en el sistema transporte de gas para intentar suplir con producción de Vaca Muerta parte del gas boliviano que este año no estará disponible. Está prácticamente decidido que el Ejecutivo incluirá dentro de la actualización de las tarifas de Transportadora Gas del Norte (TGN), que se debatirá en la audiencia pública del próximo 4 de enero, los fondos necesarios para revertir dos plantas compresoras en el Gasoducto Norte a fin de enviar hasta 4 MMm3/día de gas adicionales desde Neuquén hacia Salta a partir de junio de este año. Eso significa que los trabajos se rollearán entre todos los usuarios del sistema. Es decir, se financiarán mediante la suba de las facturas de gas que entrará en vigencia el 1º de febrero, si se cumple con el cronograma previsto por el Ministerio de Economía.

TGN presentó ante el Enargas un documento para ser analizado en la audiencia pública donde solicita al gobierno un aumento transitorio de la tarifa de transporte del 148% para no agravar su situación económico financiera, más un incremento tarifario especial del 15% asociado al proyecto de aumento de 7 a 10 millones de metros cúbicos (m3) por día en la capacidad de reversión del Gasoducto Norte. Esto totaliza una suba de la tarifa de transporte de TGN del 163%. Fuentes oficiales dejaron en claro que no concederán el porcentaje de aumento que pidió la empresa, pero sí le dará luz verde al pedido para financiar las obras en las dos plantas compresoras.

Tío Pujio y Leones

Las dos plantas comprensoras que hay que adecuar son Tío Pujio y Leones, ambas a cargo de TGN, la transportista que opera la red troncal de gasoductos desde el centro hacia el norte del país. Hacia mediados de año, ambas plantas podrían inyectar gas en sentido inverso al que lo hacen ahora.

Fuentes del área energética indicaron que la inversión necesaria rondaría los US$ 16 millones, unos 2.800 millones de pesos al tipo de cambio oficial. No obstante, allegados a TGN señalaron que el presupuesto asciende de 3.236,2 millones de pesos. “Si TGN licita las obras en enero podría finalizarlos hacia junio, porque el plazo de los trabajos está estipulado en unos 5 meses”, explicaron las fuentes consultadas.

Fuente: EconoJournal