21/12/22

El petróleo subió por debilidad del dólar tras giro abrupto del Banco de Japón

En la jornada, el precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en febrero ganó 0,2% para cerrar a u$s79,99 en Londres. Mientras que el barril de West Texas Intermediate (WTI) para enero ascendió 1,2% a u$s76,09.



Los precios del petróleo cerraron al alza este martes 20 de diciembre, luego de un debilitamiento del billete estadounidense tras verse afectado por la sorpresiva decisión del Banco de Japón que anunció que tolerará una fluctuación de los rendimientos de los bonos japoneses a diez años entre -0,5% y 0,5%, "para mejorar el funcionamiento del mercado".

En la jornada, el precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en febrero ganó 0,2% para cerrar a u$s79,99 en Londres. Mientras que el barril de West Texas Intermediate (WTI) para enero ascendió 1,2% a u$s76,09.

Los precios del crudo se han visto impulsados por los planes de Washington, anunciados la semana pasada, de comprar hasta 3 millones de barriles de para su Reserva Estratégica, tras la liberación récord de este año de 180 millones de barriles.

La debilidad del dólar también ha favorecido los precios, abaratando el petróleo para los tenedores de otras divisas.

"Los precios del petróleo podrían seguir subiendo, ya que esperamos que los mercados físicos sigan ajustándose debido a las restricciones de la oferta y a una demanda mundial más fuerte", afirmó el banco qatarí QNB en una nota, en la que pronosticaba precios de entre 90 y 115 dólares por barril en los próximos trimestres.

El analista de OANDA Edward Moya dijo en una nota que se necesitan señales claras de crecimiento de la demanda para que los precios sigan subiendo.

"Las perspectivas de la demanda de petróleo serán clave para que los precios suban", dijo, añadiendo que la claridad al respecto podría ser difícil de alcanzar dadas las señales contradictorias sobre la reapertura de la economía china.

Tina Teng, analista de CMC Markets, señaló que, aunque China ha relajado las restricciones a la pandemia, el aumento de casos de COVID-19 ha sido negativo para los mercados petroleros debido a la incertidumbre sobre la recuperación económica del país.

Importaciones de petróleo de China

Las importaciones chinas de crudo procedente de Rusia aumentaron un 17% en noviembre respecto del año anterior, ya que las refinerías aseguraron más cargamentos antes del límite de precios impuesto por el Grupo de los Siete el 5 de diciembre.

El aumento convirtió a Rusia en el principal proveedor de petróleo de China, por sobre Arabia Saudita.

Las llegadas de crudo ruso, incluido el petróleo bombeado a través del oleoducto de Siberia Oriental hacia el Océano Pacífico y los envíos marítimos desde los puertos rusos de Europa y Extremo Oriente, ascendieron a 7,81 millones de toneladas el mes pasado, según datos de la Administración General de Aduanas publicados el martes.

El total equivale a 1,9 millones de barriles diarios (bpd), frente a los 1,82 millones de bpd de octubre y los 1,63 millones de toneladas del mismo periodo del año pasado.

Desde el 5 de diciembre, la Unión Europea prohibió las importaciones de crudo ruso y los países del G7 introdujeron un tope de 60 dólares por barril al petróleo ruso en un intento de limitar la capacidad de Moscú para financiar la guerra en Ucrania.

Sin embargo, los elevados descuentos del crudo ruso siguieron atrayendo a los compradores chinos en noviembre, especialmente a las refinerías independientes de Shandong, aunque algunas estatales empezaron a reducir sus compras debido a la preocupación por las sanciones occidentales a Moscú.

Las importaciones chinas de Arabia Saudita ascendieron a 6,62 millones de toneladas en noviembre, o 1,61 millones de bpd. La cifra supone un descenso del 11% respecto al año anterior.

Los analistas esperaban que la cuota de mercado de Arabia Saudita en China se mantuviera firme o incluso aumentara en el futuro, después de que el presidente chino, Xi Jinping, se comprometió a cerrar más acuerdos energéticos con el principal exportador de petróleo del mundo.

Fuente: Ámbito