21/12/22

Comenzó la nueva audiencia pública para analizar el impacto de la exploración offshore frente a las costas de Mar del Plata

Medio Ambiente ya realizó las audiencias públicas y emitió las declaraciones de impacto ambiental para avanzar con la sísmica en los bloques CAN 100, CAN 108 y CAN 114 a pedido de Equinor y la actividad comenzaría a mediados de 2023. Ahora se analiza el Bloque CAN 102. Hay 1535 oradores inscriptos.



El Ministerio de Medio Ambiente dio inicio este lunes por la mañana a otra audiencia pública para analizar el pedido de YPF y Equinor para realizar el registro sísmico 3D para la actividad offshore en el bloque Cuenca Atlántico Norte (CAN) 102, frente a las costas de Mar del Plata. “Los lineamientos para la transición energética trazados por el gobierno nacional sitúan al gas natural como vector de desarrollo y eje de la transición energética”, aseguró la Secretaria de Energía de la Nación, Flavia Royón, durante el encuentro.

Medio Ambiente ya realizó las audiencias públicas y emitió las declaraciones de impacto ambiental para avanzar con la sísmica en los bloques CAN 100, CAN 108 y CAN 114 a pedido de Equinor y la actividad comenzaría a mediados de 2023.

El objetivo de esta nueva audiencia por el offshore es poner en consideración de la ciudadanía la documentación de la Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto “Registro Sísmico Offshore 3D” del área CAN 102 de casi 9.000 km2, ubicada a unos 316 kilómetros de Mar del Plata, en la Cuenca Argentina Norte (CAN).

La prospección sísmica es un estudio en el cual un barco emite ondas acústicas a través del agua hacia el fondo marino y el subsuelo; esas ondas se reflejan en las capas de roca y son capturadas por sensores cercanos a la superficie del mar, alineados en cables que arrastrados por el buque.

La consulta pública se extenderá por varios días en la que expondrán 1535 oradores, y si bien el resultado de este tipo de audiencias no es legalmente vinculante, es seguida por atención en el sector energético. Entre los expositores hay autoridades y funcionarios, representantes del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas, cámaras y representantes de la comunidad científica, organismos de trabajadores, sindicales, académicos, ONGs y miembros de la sociedad civil.

Expositores

La Secretaria de Cambio Climático, Cecilia Nicolini, inauguró el evento al llamar a una transición energética equilibrada, “consciente de las capacidades y urgencias que tenemos y con la voluntad política de todas las áreas de Gobierno”. Asimismo, prometió que “todo proyecto que se encare en nuestro territorio, deberá generar un desarrollo armónico entre las partes económicas, sociales y ambientales.”

En tanto, la secretaria Flavia Royón afirmó que “ara nuestro país, la energía es un eje central para el desarrollo económico y social integrado”, y a sus declaraciones iniciales sobre el gas natural como vector de desarrollo y eje de la transición energética, sumó: “Es indispensable incrementar nuestros desarrollos exploratorios y productivos para aprovechar al máximo la ventana de oportunidad que se plantea.”

Por su parte, Federico Bernal, Subsecretario de Hidrocarburos, calificó de “política de Estado” a la exploración offshore en el marco de la actividad sísmica en el bloque CAN 102. Agregó que “el 30% del petróleo que se consume en el mundo proviene del offshore; son más de 50 los países que producen hidrocarburos offshore” y avizoró que “esta iniciativa nos posicionará, sin lugar a dudas, entre las grandes potencias productoras de hidrocarburos”.

Al cerrar su exposición, Bernal recordó que “la Argentina cuenta con una experiencia realmente extraordinaria en esta materia, estamos cumpliendo con los estándares internacionales y nacionales que requiere este tipo de actividad, requiere realizarlos de manera segura y sustentable”.

A continuación, la Subsecretaria de Política Ambiental del Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires, Lic. Tamara Basteiro, fue concreta: “Valoramos que las contribuciones de los diversos organismos hayan sido volcados por la empresa en el estudio de impacto ambiental – dijo. Ha habido una incorporación y una mejora sustancial en los procesos de evaluación de impacto ambiental; se elevó el estándar ambiental”, agregó. Basteiro consideró que “tenemos que garantizar desde el Estado que se lleven adelante proyectos de esta envergadura y que se cumpla con los estándares más elevados” ya que “Nos paramos desde una perspectiva de ambientalismo popular, de justicia socio ambiental”, lo cual lleva al desafío de “explorar nuevos mecanismos para que la riqueza de estos proyectos llegue a todos los y las bonaerenses y habitantes de todo el país”, y se espera que esto “nos permitirá avanzar hacia un modelo de transición ecológica que cierre con la gente adentro.”

También hizo uso de la palabra el Subsecretario de Energía de la Provincia de Buenos Aires, Lic. Gastón Ghioni, quien recordó que la Provincia de Buenos Aires cuenta con “una enorme cantidad de empresas y pymes que son proveedoras de servicios a la industria petrolera”. ”La Provincia de Buenos Aires tiene una matriz energética muy rica, es una provincia petrolera porque tiene el desarrollo de una infinita cantidad de productos relacionados con la cadena de producción”, en relación a las enormes perspectivas de desarrollo que se abren a nivel provincial con esta actividad.

A continuación, la Presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Anba Franchi, no dejó lugar a dudas: “Con el offshore, Argentina puede generar más de 32.000 millones de dólares y unos 22.000 empleos directos e indirectos. Si es exitoso, puede generar ingresos por 98.000 millones de dólares y 65.000 empleos para seguir adelante con un país más soberano e inclusivo.”

Haciendo un poco de historia, aseguró que “en la Argentina, la exploración offshore data de hace 90 años. Desde los años ‘70 se han realizado en la provincia de Buenos Aires con técnicas similares sin incidentes ambientales ni afección a la fauna marina”.

Los expositores hicieron hincapié en el hecho de que la actividad offshore se realiza en el país desde hace más de 50 años sin que se hayan registrado nunca incidentes; y que ahora en que se han perfeccionado cada vez más los procesos de producción y de seguridad, algo que ya se viene llevando a cabo en otros países del mundo, como por ejemplo Brasil, sin que esto haya afectado al turismo ni a la seguridad de la naturaleza circundante.

Fuente: EconoJournal