31/08/22

YPF y Petronas construirán una planta de GNL en la costa atlántica

YPF y Petronas firmarán el jueves un acuerdo por una multimillonaria inversión para construir la primera planta de licuefacción de la Argentina y exportar gas de Vaca Muerta al mundo.


FOTO DE ARCHIVO: Un buque de gas natural licuado (GNL) es remolcado hacia una central térmica en Futtsu, al este de Tokio, Japón 13 de noviembre de 2017. REUTERS/Issei Kato

YPF y Petronas, la compañía estatal de Malasia, firmarán el jueves un acuerdo por una multimillonaria inversión para construir la primera planta de licuefacción de la Argentina en la costa atlántica, que permitirá exportar gas de Vaca Muerta al mundo, según confirmaron fuentes de la Casa Rosada a +e. Desde Nación ya están cursando invitaciones a funcionarios y empresarios. Será un paso histórico para la industria gasífera nacional.

La rúbrica del Joint Development Agreement se realizará durante un acto en el que estarán los titulares de ambas empresas y el presidente Alberto Fernández. Si bien aún no se hicieron anuncios oficiales, trascendió que se prevé una inversión inicial de unos 10 mil millones de dólares que podría ascender hasta los 40 mil millones en 10 años.

La planta de GNL se instalaría en Bahía Blanca y permitirá dar un salo exportador al gas de Vaca Muerta, que hoy sólo se vende a mercados regionales, fundamentalmente a Chile.

El proyecto debe ser complementado con la construcción de un nuevo gasoducto troncal, además de inversiones ara incrementar la producción gasífera de Neuquén. Ahí entrarían en juego la participación de otras compañías, ya que el caño sería licitado por Nación. La idea es que todas las productoras puedan inyectar gas.

YPF y Petronas son socias en Vaca Muerta desde hace ocho años, aunque enfocadas en el shale oil. A fines de 2014, sellaron un acuerdo de inversión por 550 millones de dólares para desarrollar el área La Amarga Chica. Con 40.300 barriles diarios de producción en julio pasado, es el segundo campo productor de petróleo de Vaca Muerta, detrás de Loma Campana. Ambas empresas invirtieron en esa concesión –desde el 2015 al 2021-, más de 1.600 millones de dólares en más de un centenar de pozos e instalaciones de tratamiento.

Petronas es una de las principales petroleras públicas del mundo, opera plantas de licuefacción y de regasificación en varios países y es una de las mayores productoras de GNL.

El proyecto de la planta en Argentina es viable ante un escenario global de altos precios del GNL por la guerra entre Rusia y Ucrania, y las previsiones de una demanda en alza en las próximas décadas tanto en Asia como en Europa, que busca nuevas fuentes para reemplazar el gas ruso.

El año pasado, China, la segunda economía mundial, y Corea del Sur lideraron el crecimiento de la demanda de GNL. China superó a Japón para convertirse en el mayor importador del mundo en medio de una fuerte recuperación de la pandemia.

Fuente: lmNeuquen