05/01/22

Tarifas 2022: las empresas de gas pidieron subas con un impacto cercano al 30% en las facturas

Las compañías del sector presentaron al Enargas sus propuestas de cuadros tarifarios para aplicar a partir de marzo de este año. La audiencia pública se realizará el próximo 19 de enero


Las empresas presentaron sus propuestas de actualización de los cuadros tarifarios para aplicar a partir de marzo (Foto de Gustavo Gavotti / Infobae)

Las empresas transportadoras y distribuidoras de gas presentaron esta semana sus propuestas de actualización de los cuadros tarifarios para aplicar a partir de marzo de este año, con subas que pueden tener un impacto de 30% aproximadamente en la factura que reciben los usuarios. Es un paso previo a la audiencia pública convocada por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) que se realizará el 19 de enero y donde se definirán los futuros aumentos.

El costo final de las tarifas incluye varios componentes: el costo de transporte y distribución, el precio del gas y los impuestos. Además, para la facturación y la aplicación de los conceptos tarifarios, hay ocho categorías distintas en función de los rangos de consumo de cada cliente.

Entre las empresas del sector de distribución, donde operan entre otras Metrogas, Naturgy y Camuzzi, los aumentos pedidos van entre 76% y 83%. De esos porcentajes, aproximadamente un tercio se traslada al precio final de las facturas que reciben los usuarios. En caso de que se aprueben esos pedidos, estaría algo por debajo del 30%. Estas empresas pudieron incrementar sus ingresos un 26% en 2021, poco más de la mitad de la inflación anual estimada para el cierre del año.

En el caso de Naturgy, por ejemplo, la empresa solicitó un aumento en la tarifa de distribución del 82,9%. La cifra, según explicaron en su presentación al Enargas, surge de considerar un promedio de inflación anualizada de 50,5%, equivalente a la inflación promedio del período febrero 2019 a febrero 2022 más el efecto del IPIM (precios internos mayoristas) del 53,1% y compensado por el incremento otorgado de 26% en 2021. Según detallaron en la empresa, esto representa una suba del 29,43% en las facturas, con un promedio de $533 por mes.

En diciembre de 2019, el Gobierno de Alberto Fernández, a través de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, facultó al Poder Ejecutivo Nacional a iniciar un proceso de renegociación de la Revisión Tarifaria integral (RTI) del Gobierno de Mauricio Macri, que aun no finalizó. Por eso se habla de cuadros tarifarios de transición. La RTI del Gobierno anterior, ahora suspendida, preveía un ajuste semestral de tarifas de acuerdo a la evolución del Índice de Precios Internos Mayoristas (IPIM).

“El último reconocimiento inflacionario, incluyó la variación del IPIM hasta febrero 2019, acumulando entonces un déficit de actualización tarifaria que a hoy se eleva al 241,1%, el que sumado al IPIM no aplicado en octubre de 2018 del 10,9% y tomando a cuenta el 26% otorgado en el margen de distribución desde junio de 2021, arroja un ajuste neto remanente por la no aplicación del IPIM otorgado en la RTI Vigente de 2017 de un 200,2%”, detalló la empresa Naturgy en su presentación.

La semana pasada, el secretario de Energía Darío Martínez anticipó que la corrección tarifaria será del 20% en las facturas de gas para todos los usuarios. “En nuestro Gobierno las correcciones tarifarias siempre serán menores que los aumentos de los salarios de las y los trabajadores, de las jubilaciones, de la AUH y las asignaciones familiares”, señaló el funcionario.

Además, anticipó que se aplicará una herramienta de segmentación de subsidios de acuerdo a los niveles de ingreso de los usuario. Según trascendió, pagarán la tarifa plena usuarios que, por ejemplo, vivan en propiedades donde el valor del metro cuadrado supera los USD 3.700.

Con todo, la empresa Naturgy advirtió sobre los problemas de la tarifa diferenciada para el caso de los grandes usuarios. “Ante un eventual incremento tarifario diferencial, las tarifas de los grandes usuarios están al límite de poder aceptar una tarifa diferenciada, después del incremento del 90% aplicado en junio de 2021″, indicó en su presentación.

En el caso de las empresas transportistas, las tarifas se mantuvieron congeladas en los últimos dos años. El último aumento fue en marzo de 2019. La empresa TGN, que opera los dos sistemas de gasoductos de las regiones Norte y Centro-Oeste y representa el 40% del gas inyectado, propuso un aumento transitorio de la tarifa de transporte a partir del 1º de marzo de 2022 del 87,4%.

Según la presentación de la empresa, esa suba en la tarifa de transporte representa para un consumidor residencial promedio (del área de Metrogas con tarifa plena) un aumento de $1.041 por mes a $1.186$ por mes. “Es decir tendrá un aumento de $145 en su factura, de los que $110 se deben al transporte y $35 al aumento de los impuestos asociados. En términos porcentuales el aumento es del 14% correspondiendo un 10,6% al transporte y un 3,4% a los impuestos”, precisaron.

“En marzo de 2022 se cumplirán 3 años del último incremento tarifario en un contexto de inflación alta y creciente. El transporte es el único componente del servicio de gas que no tuvo una recomposición económica en 2021. Según surge de los Estados Financieros el congelamiento tarifario ha llevado a TGN a acumular en los primeros 9 meses de 2021 una pérdida operativa de $2.021,7 millones”, detallaron.

Por su parte, la compañía TGS, que transporta el 60% del gas natural consumido en la Argentina, solicitó un incremento de transición del 80% para marzo y del 25% para septiembre de 2022. “El atraso tarifario como consecuencia de la no aplicación del ajuste por IPIM, previsto en la regulación, asciende al 205% al mes de noviembre de 2021. Si consideramos una inflación estimada del 4% mensual para los meses de diciembre 2021, enero y febrero 2022, el ajuste tarifario no aplicado ascendería al 243%, para el período de 3 años que va de marzo 2019 (último índice aplicado en las tarifas) hasta el mes de febrero 2022″, indicó la empresa.

La compañía precisó que el costo de transporte es el que tiene menos peso en la factura final que reciben los usuarios (un 12% para clientes de Metrogas, por ejemplo). Los aumentos propuestos, si son aprobados, los usuarios de la categoría R.1 (el 50% del total de los usuarios residenciales con un consumo promedio de 220 m3 al año) pasarían a pagar $38 más en promedio por mes en concepto de transporte, sin impuestos.

Para la categoría R 2.3 (10% del total de los usuarios residenciales) el impacto del incremento representa la suma de $155 promedio por mes. Y para la categoría R 3.4 (la de mayor consumo) el incremento propuesto representa $496 promedio por mes, siempre en concepto de transporte, sin impuestos.

Las empresas que presentaron sus propuestas esta semana al Enargas fueron Transportadora de Gas del Sur (TGS); Transportadora de Gas del Norte (TGN); Litoral Gas; Metrogas; Distribuidora de Gas Cuyana; Gasnor; Camuzzi; Distribuidora de Gas del Centro; Naturgy; GasNea y Redengas.}

Fuente: InfoBae