09/12/21

Gasoducto a Vaca Muerta: no habrá Transportadora Gas del Centro

El gobierno definió que la línea Néstor Kirchner será administrada por la estatal Ieasa. La primera etapa de la obra contará con fondos públicos por 1579 millones de dólares.


El gobierno estima que la primera etapa de las obras demandarán un plazo de 18 meses.

Así como la administración de Alberto Fernández decidió el año pasado anular la licitación para el gasoducto a Vaca Muerta, y se prepara para lanzar a la brevedad un nuevo pliego en el que la obra rebautizada como gasoducto Néstor Kirchner forma parte de un plan integral, desde Nación también se decidió que no habrá una nueva concesión de transporte de gas en el país, sino que la nueva obra será administrada por la estatal Integración Energética Argentina (Ieasa).

Estas definiciones fueron aseguradas por el asesor de la presidencia en temas de energía, Ariel Kogan, quien detalló que el país no contará con una nueva concesión, que el anterior gobierno ya había bautizado como Transportadora Gas del Centro (TGC).

“El gasoducto Néstor Kirchner que termina en su segunda etapa en San Jerónimo va a ser concesionado a Ieasa (la exEnarsa) y el resto de las obras que son ampliaciones o loops quedarán en las concesionarias actuales”, detalló el funcionario.

Kogan recordó que días atrás “el presidente tomó una decisión muy importante al cerrar el esquema de financiamiento de esta primera etapa del sistema de gasoductos Transport.Ar Producción Nacional, que también integra el gasoducto Néstor Kirchner”.

Y detalló que en total el Estado destinará partidas para esta primera etapa por 1579 millones de dólares.

“En la reestructuración presupuestaria -avalada por Fernández- se incorporó 400 millones de dólares adicionales a los fondos que ya teníamos previstos en el presupuesto 2021 y 2022. Se tomó también la decisión de utilizar los fondos que estaban destinados a Ieasa por el impuesto a las Grandes Fortunas, con lo cual se ha cerrado un esquema de financiamiento de 1579 millones de dólares que permiten llevar adelante todas estas obras”, detalló Kogan.

Esta primera etapa del programa Transport.Ar contempla un plazo de construcción de un año y medio por lo cual el gobierno deberá apresurarse para tener listos los trabajos para el invierno del 2023, teniendo en cuenta que la actual saturación del los gasoductos existentes no solo impiden incrementar la producción de gas de Vaca Muerta, sino que también implican que deberá seguirse importando una gran cantidad de gas o líquidos.

La primera etapa del plan incluye el tramo del gasoducto Néstor Kirchner que va desde Tratayén (Neuquén) a Salliqueló (Buenos Aires) para evacuar al centro de la provincia de Buenos Aires hasta 19 millones de metros cúbicos por día adicionales. La ampliación del gasoducto Neuba II en Ordoqui para que el nuevo volumen de gas llegue a los centros de consumo; el gasoducto Mercedes – Cardales que unirá los sistemas de TGS y TGN para llevar ese gas hasta el Litoral.

Además se previeron dos tramos finales hacia el AMBA que permiten alimentar las centrales Puerto Nuevo y Central Puerto y otras obras como la primera fase de la reversión del Gasoducto Norte para compensar la caída en la producción de Bolivia, y la repotenciación del gasoducto Centro Oeste que permitirá sumar otros 5 millones de metros cúbicos por día para que lleguen tanto al Litoral como al AMBA.

Kogan explicó además que “para abreviar la mayor cantidad de plazos trabajar en la licitación comitente con Ieasa, que aunque usa la ley de obras públicas, abrevia los pasos previos con lo cual ya estamos trabajando para tener cuando antes los pliegos en la calle”.

Y anticipó que de cara a la segunda etapa del plan “estamos trabajando en una norma en la que prevemos varias formas de financiamiento tanto público como privado”.

Fuente: Río Negro