14/12/21

Entrevista exclusiva a Martínez: “En el invierno podrían haber exportaciones en firme de gas”

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, hizo un balance del año. Destacó el crecimiento de la producción de gas y petróleo y contó los proyectos en carpeta, entre los que se destacan los envíos de gas a Chile, las tarifas y las retenciones.


Martínez detalló que estudian alternativas para aumentar las exportaciones de gas a Chile.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, hace un optimista balance del desarrollo de la industria energética y en especial la hidrocarburífera en este 2021, y lejos de las urgencias y preocupaciones que encontró al ingresar al cargo, se muestra tan cómodo que bromea indicando que “lo bueno es que ahora los problemas que tenemos son porque hay mucho, porque subió mucho la producción”. En una entrevista mano a mano con Energía On, Martínez analizó la evolución de la producción de petróleo y gas, los desafíos de los cuellos de botella de la infraestructura de transporte, los lineamientos que vendrán en torno a las tarifas y el precio de las naftas, y anticipó que analizan autorizar exportaciones de gas en firme durante el próximo invierno.

P- Falta poco para cerrar el año ¿Qué balance hace de este 2021?

R- Ha sido un año de una recuperación mucho más rápida de lo que se esperaba, la industria ha vuelto a confiar en sí misma y en la política energética y por eso los resultados de inversión vistos, que acompañaron niveles de producción muy positivos. Si bien el mundo está intentando salir de la pandemia, en nuestro país la industria se ha recuperado bastante rápido y eso nos pone muy contentos.

En petróleo vimos los mejores valores de producción en los últimos 6 años y entendemos que estamos en un proceso de crecimiento, lo cual nos deja conforme pero hay mucho más por hacer.

En gas se logró el objetivo de un plan que se lanzó en un momento de incertidumbre, con reglas claras y previsibilidad, hizo que la industria se volcara a invertir y tuvo muy buenos resultados para frenar el declino, cosa que hicimos, y la producción está por encima de valores que nos pusimos como objetivos y la industria con ganas de seguir avanzando porque el valor promedio bajó 7 centavos en última ronda del Plan Gas.Ar.

Además hay 11.000 puestos de trabajos recuperados, la industria produciendo al máximo posible, más regalías. El Plan Gas.Ar ha sido una excelente decisión que nos plantea ahora el desafío de la infraestructura.

En números

541.000

barriles de petróleo por día generó el país en octubre, el nivel más alto de los últimos seis años.

P- ¿Qué expectativas tienen con el programa de gasoductos Transport.Ar?

R- Hacer el sistema de gasoductos es una gran decisión para el país y para la región, es un camino virtuoso que encaró la Argentina tras el Plan Gas.Ar. Es un gran desafío para el país y la región, con una primera etapa que eleva en 24 millones de metros cúbicos por día la capacidad de transporte y una segunda etapa que va hasta los 40 millones.

Tuvimos muy buenos resultados en gas en muy poco tiempo, para Para el invierno que viene tenemos topeado el gasoducto que une a Neuquén y el desafío es llegar para el invierno 2023 con el gas nuevo en el gasoducto Néstor Kirchner, ampliando el ahorro fiscal y de divisas. Lo que se viene con el gasoducto es muy bueno.

También el desafío es llevar gas a la región, nos da la posibilidad de pensar en Chile con más gas argentino, Uruguay está atento y Brasil ve una posibilidad en Argentina ante la baja hidraulicidad y el declino de Bolivia que también nos pone a Argentina el desafío de llegar para el invierno de 2023.

Con Brasil llegaremos a la frontera, y luego será decisión de Brasil o su industria si hacen el gasoducto. Ellos cada vez ven con mejores ojos hacer este gasoducto y colocar gas neuquino en Brasil.

P- ¿Ya está listo el pliego para la licitación?

R- El decreto lo va a firmar el presidente, y lo licita y ejecuta Ieasa. Estamos armando el instrumento legal que estamos armando para poder utilizar el fondo solidario del impuesto a las Grandes Fortunas.

Estamos con los tiempos justos, por eso planteé avanzar ya porque no llegamos con el financiamiento de China. Ahora creo que llegamos bien, el decreto (DNU) ya inició el camino administrativo, ya lo firmé y está en el proceso en el ministerio.

P- Viendo los niveles de producción y la imposibilidad de contar en el próximo invierno con el nuevo gasoducto ¿Se pueden esperar autorizaciones de exportaciones en firme más allá del 30 de abril?

R- Sí, podríamos colocar algo de producción en firme si hay más producción que capacidad de transporte, precisamente de eso estamos hablando con Chile, viendo la forma. Para mí lo ideal sería intercambiar molécula por molécula, pero en cualquier sistema lo que se prevé es aumentar la exportación a Chile.

Estamos analizando todas las alternativas, instruí a Ieasa para que lo estudie y a los privados también les pedí que hagan propuestas. Las dos instancias creo que son positivas para la Argentina y la industria. La industria plantea siempre ir más allá con los precios, pero el desafío es poder vender, hay que pensar por eso en hacer un esquema a mediano y largo plazo, más que en los precios de un año puntual.

P- También se están dando inconvenientes con el transporte de petróleo en el sistema de Oldelval. ¿Qué se está haciendo?

R- Hace unos meses me reuní con las Oldelval. Les planteé la necesidad de ampliar la capacidad de transporte y ellos compartieron. Lo que plantean básicamente es el tema del plazo de la concesión -que vence en 2025- pero entendemos que vamos a tener los problemas ya, y necesitamos la ampliación antes, más allá del debate por la concesión.

P- Mencionó el proyecto de ley. ¿Cómo ve su tratamiento en el Congreso?

R- Quedé en tener algunas reuniones con las autoridades de comisión y estamos esperando que convoquen a las reuniones porque es fundamentales hacerlas. Todos los actores deben opinar para no tener ruidos en la definición que se tome. El Senado empezó ahora este proceso porque la campaña era un momento complejo para tratarlo. La industria, sindicatos, gobernadores tiene que ir y nosotros estamos a disposición. Es mejor dar ese debate en una ley que se proyecta a 20 años, y que todos opinen, y así lo solicité.

El dato

8%

es la alícuota que se mantendrá para las retenciones a las exportaciones.

P- Se ha hablado mucho de segmentación. ¿Qué pasará con las tarifas el año que viene y con el precio de los combustibles?

R- Todo el año pasado dijimos que buscamos que se recupere el salario real de los argentinos, y que en términos porcentuales evolucionen las tarifas menos que los salarios.

En segmentación estamos trabajando y creemos que los primeros pasos van a darse el año que viene, con sectores que haya claridad y bien explicado. Preferimos avanzar despacio pero sin conflictos y explicando bien. La energía va a seguir subsidiada, pero algunos estarán más subsidiados, y otros menos o mucho menos, como hicimos con los Gudis (grandes usuarios del sistema eléctrico).

Con los combustibles las productoras habían planteado no incrementar este año y ya empezamos con las charlas porque, si bien es su decisión, los combustibles también tienen que aumentar menos que los salarios.

En Argentina nunca baja la nafta cuando baja el precio internacional y tampoco sube al precio externo cuando la cotización sube. Hay que reconocer que acá no ha sido así nunca. Hay que tener un margen donde el precio se mueva, pero además si la producción crece mucho considero la discusión más que el precio, pasan a ser las retenciones.

P- El próximo 31 vence la reducción de las retenciones a las exportaciones del DNU 488? ¿Se va a extender la reducción o subirán al 12%?

R- Cuando armamos el proyecto de Promoción de las Inversiones la idea era mantener en los mismos términos las retenciones, pero no volvimos a hablar el tema. Tendré mis charlas con el ministro -Martín Guzmán- pero la idea es no hacer modificaciones, la mejor señal sería mantener las reglas como están ahora.

Por lo cual se podría prorrogar por alguna norma. No deberíamos hacer grandes modificaciones para mantener las actuales retenciones.

Fuente: Río Negro