21/12/21

El Estado le sacó la concesión a NCA y busca que el tren a Retiro viaje más rápido

La empresa tenía el control de las vías hasta diciembre 2022 y ahora Nación, que retoma la operatoria del ramal, busca que el viaje demande seis horas a partir de febrero


Un tren llamado deseo. Los viajeros deben transitar más de 8 horas para unir Rosario con Retiro. Hector Río

“Acabamos de firmar una resolución histórica que da una vuelta de página después de 30 años”, dijo a La Capital en tono exultante el secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, tras suscribir junto al ministro del área, Alexis Guerrera, la resolución 484 por la cual el Estado Argentino reasume la operatividad del ramal ferroviario entre Zárate y Rosario, que estaba en manos de la concesionaria Nuevo Central Argentino (NCA) hasta el 31 de diciembre de 2022.

Con esta decisión política, se estima que el tren de pasajeros a Retiro acorte su tiempo de viaje de las 8 horas 20 minutos actuales a un “plazo más razonable acorde a todo lo invertido en estos años”. Según distintas fuentes consultadas, en febrero el tren Rosario-Retiro bajará dos horas el tiempo de su recorrido.

En su edición del 9 de noviembre pasado, La Capital había dado cuenta que las demoras en la operatividad de las vías a cargo del privado provocaron que de las 6 horas y 15 minutos que demandaba el viaje a Retiro se pasara a más de 8 horas a partir de diciembre. El motivo: NCA determinó frenar la marcha en al menos 27 “precauciones” de cruce de vías y pasos a nivel a una velocidad irrisoria: entre 25 a 30 kilómetros por hora en varios tramos. Lo hizo en atribución de sus facultades y para impedir accidentes, ya que su prioridad es el transporte de carga. Pero con un trasfondo: las 45 barreras automáticas en los pasos a nivel todavía tienen el celofán de origen y están colocadas sin uso, ya que la firma no está obligada a hacerse cargo, según su contrato.

Todo ello contribuye a que la lentitud del servicio transformara al tren de pasajeros en una opción poco competitiva. Duplica los tiempos de viaje y muchos optan por pagar los casi 3 mil pesos de un boleto en colectivo antes que abonar poco más de 300 pesos para ir en tren a Retiro.

“Después de 30 años, reasumimos las vías desde el Estado a través de Trenes Argentinos. Lo que hicimos fue anticipar un año el vencimiento de la concesión de NCA. El Estado invirtió muchos recursos en la doble vía entre Buenos Aires y Rosario en 517 kilómetros, con barreras automáticas, pero veíamos que se limitaba la velocidad de circulación de los trenes de pasajeros muy por debajo de lo adecuado. Hicimos un acuerdo con el privado y terminamos desafectándoles el ramal 1 (Zárate-Rosario). El motivo fueron las más de 8 horas de viaje y las 27 precauciones que frenaban el traslado a 20 kilómetros por hora. Es la primera vez que hay vías abiertas que operará Trenes Argentinos y no hay que resarcir al concesionario”, se explayó Giuliano y agregó: "Cuando el ministro (de Transporte de la Nación) Alexis Guerrera tomó esta decisión, se potencia una mejora en cuanto frecuencia y tipo de viaje y por ende, la posibilidad incrementar los pasajeros de los servicios".

El adelantamiento en el vencimiento del contrato obedece a las razones que se hicieron públicas en noviembre y luego los propios funcionarios adelantaron que se desvincularían antes de que expire 2021. “A partir de esto, quisimos lograr la comodidad de los pasajeros, agilidad en el sistema. Es un avance enorme, con el aval de todas las reparticiones. Recuperar la operatividad hará que se reduzcan los plazos de traslado”, ahondó Giuliano.

En detalle

Este diario accedió a la resolución firmada este lunes por la tarde, mediante la cual el Ministerio de Transporte de la Nación desafectó la concesión otorgada a NCA, entre Zárate y Rosario, incluidas las estaciones y demás instalaciones ferroviarias concesionadas.

Se le asigna a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado la gestión de los sistemas de control de la circulación de trenes y el mantenimiento. A su vez, se podrá acordar con la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado acuerdos de asignación del mantenimiento y gestión de los sistemas de control la circulación de trenes.

En conjunto con la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) se deberá realizar un inventario de los bienes que componen el tramo mencionado.

Fuente: La Capital