01/12/21

Cómo impactará en los usuarios el cambio de concesión del subte

La nueva empresa será Emova Movilidad S.A. que reemplazará a Metrovías, aunque la operatoria continuará con la misma impronta


La concesionaria del servicio de subte cambiará de nombre, aunque continuará la operatoria de la empresa que está desde 1994Gerardo Viercovich

Aunque será una continuidad de la operatoria vigente hace 27 años, el servicio de subte tendrá algunos cambios a partir de mañana cuando llegue a su fin el contrato con Metrovías. Después de un largo proceso de licitación, en el que participaron varias empresas que se fueron dando de baja por diferentes razones, la actual concesionaria del transporte público continuará con la explotación, pero con otra denominación y un plan de inversión basado en mejorar la infraestructura y optimizar el uso de la tecnología.

La empresa Emova Movilidad SA, perteneciente al grupo local Benito Roggio Transporte y asociada con Metrovías, será la nueva operadora del servicio, en coincidencia con un nuevo aniversario del primer viaje que realizó una formación en la red porteña, el 1° de diciembre de 1913. El contrato, que incluye la concesión de las seis líneas de subte y el Premetro, tendrá una duración de 12 años con posibilidad de extenderlo por tres más.

Para los usuarios no habrá grandes diferencias desde mañana, aunque sí algunos cambios con respecto a lo que ocurría hasta aquí. Según adelantaron desde la empresa, habrá una nueva voz oficial que anunciará el estado de la red, los problemas técnicos que surjan en las diferentes líneas y otros mensajes pregrabados. Una locutora profesional fue elegida entre varias postulantes. La idea de la nueva concesión es darle otra impronta y experiencia de viaje al usuario, por lo que la información suministrada “no necesariamente será siempre negativa”.

También cambiará la cartelería y los logos que identifican a la nueva empresa, con otros colores y tipografía. Las grandes modificaciones comenzarán a verse con el correr de los meses, aunque la transformación más importante comenzará en los talleres y otros sectores por donde no circulan los pasajeros. Las estaciones y su infraestructura también serán intervenidas de acuerdo a un plan de inversión ya establecido.

Se esperan mejoras en los talleres para aumentar la frecuencia del servicioGerardo Viercovich

“Ofrecer un mejor servicio al usuario implica garantizar y aumentar la disponibilidad de trenes y optimizar el funcionamiento de las instalaciones. Para eso, se avanzará en dos grandes proyectos”, se anunciaba cuando Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) aprobó la adjudicación de la nueva concesión al consorcio Benito Roggio Transporte-Metrovías. La inversión, por un lado, apuntará a la mejora de todos los talleres de la red con el objetivo de poder incrementar la cantidad de formaciones disponibles. Por otra parte, se apunta a una mayor digitalización.

El nuevo plan, plantean desde Emova, implicará el mantenimiento de toda la estructura que incluye escaleras mecánicas, ascensores, trenes, vías e instalaciones. “Este nuevo contrato nos permite proyectar de una manera planificada y progresiva los procesos de mejoras en el servicio, con nuevos aires dentro de la organización y de cara a los usuarios”, afirmó el presidente de Emova, Joaquín Acuña. “El fin último de la operación será mejorar de manera integral la experiencia de viaje en la red de subte, mediante un plan de inversiones que prioriza la digitalización y modernización permanente de la infraestructura existente”, agregó.

la empresa, que si no cumple con el servicio pautado no recibirá el pago correspondiente. La remuneración que recibirá, de acuerdo al convenio, se basa en el indicador coche/kilómetro comercial (CKC), es decir, el servicio efectivamente prestado: deberá contar con la flota necesaria para cumplir el programa operativo y aumentar la eficiencia de los talleres para agilizar y optimizar las tareas de mantenimiento de los vehículos.

Prórrogas

Metrovías, que asumió la concesión del subte en diciembre de 1994, continuará con la gestión del servicio del tren Urquiza. La empresa operaba con prórrogas sucesivas en los permisos. En 2013 el subte comenzó a ser controlado por el gobierno local y en ese momento se declaró la emergencia en el servicio para toda la red mediante la aprobación de una ley. Esa norma marcó como fecha límite para el fin del contrato el 31 de diciembre de 2016, pero luego en la Legislatura se aprobó una prórroga hasta finales de 2017 y, un año después, a diciembre de 2018. Lo que se creía iba a ser la última prórroga sucedió a fines de 2018 cuando se dio una extensión de un año más hasta el 31 de diciembre de 2019. Pero luego llegó la pandemia y la actual operadora continuó a cargo del transporte, mientras continuaba el proceso licitatorio.

La convocatoria a las empresas comenzó en 2018 y fueron tres las ofertas. RATP Dev (subsidiaria del Metro de París) en sociedad con Alstom, y Keolis, junto con Transport for London y Corporación América, competían con Metrovías que se presentó con la asesoría de Siemens y la Deutsche Bahn, empresa estatal ferroviaria alemana. Por cambios en el escenario económico de la Argentina, según anunciaron, tanto RATP como Keolis desistieron, por lo que la única propuesta formal fue la de la actual concesionaria.

Cambio de horario

Desde mañana, además, el horario del servicio de subte volverá al habitual antes del inicio de la pandemia. De lunes a viernes se iniciará a las 5.30 y se extenderá hasta las 23, mientras que los sábados comenzará a las 6 hasta la medianoche, y los domingos, de 8 a 22.

Fuente: La Nación