14/12/21

Cómo es el mapa de abastecimiento de combustibles previo a las fiestas de fin de año

La falta de naftas y gasoil se está agravando especialmente en las zonas menos urbanizadas y afecta profundamente el normal funcionamiento de las Estaciones de Servicio blancas y en menor medida a las que tienen contrato con las petroleras.


En algunas regiones del país, las estaciones debieron cerrar por falta de combustibles

Un sondeo efectuado por surtidores.com.ar, arrojó que en la mayoría de las provincias argentinas, el suministro de combustibles, tanto gasoil como naftas, no se cumple con normalidad y en numerosos casos, se producen los denominados “quiebres de stocks” que hacen perder días de trabajo a las expendedoras por no tener producto para despachar.

Los dirigentes de las cámaras de todo el país, están preocupados porque a medida que la actividad agropecuaria y el tránsito de vehículos se incrementan, la capacidad de satisfacer la demanda de combustibles se complica cada vez más.

Todos coinciden también en que la única solución a lo que avizoran, es la liberación del “cepo” de los precios minoristas, que perjudica a los expendedores de bandera que reciben menos producto y de peor manera a los estacioneros blancos, que ya no consiguen precio apto para la reventa.

En La Pampa, el titular de la entidad, Roberto Martínez explicó que los últimos días de lluvias continuas, impidió la cosecha gruesa, por lo cual, espera que cuando el clima mejore, empiecen los problemas de provisión de gasoil.

A su turno, Alfredo González, presidente de la Cámara de Expendedores de Jujuy, comunicó que quienes son operadores de YPF, deben terminar haciendo pedidos divididos en partes para completar lo que en situaciones normales es un solo envío.

El dirigente lamentó la situación y advirtió que “los que peor la están pasando son los colegas blancos que además sufren las consecuencias con el resto de la población, ya que las expendedoras sin contratos oficiales son muchas y están en los pueblos más alejados de las ciudades”.

González informó que en las localidades más necesitadas, prácticamente no se vende nafta ya que los mayoristas que proveen a las blancas solamente consiguen precio de hasta 2 pesos por encima de lo que la bandera lo ofrece a pico de surtidor. “Las únicas estaciones blancas que trabajan son las que venden GNC”, sentenció el dirigente Jujeño.

En San Juan, de acuerdo a los dichos de la presidenta de CECA Analía Salguero, la periferia es la zona más complicada. Enfatizó que la situación se profundiza en las bocas blancas, pero también hay una reducción de producto importante en las ciudades que complica la logística.

En este sentido, advirtió que de continuar este escenario hasta enero, se complicará la cosecha porque va a comenzar a escasear el gasoil, lo cual se sumará a la dificultad de conseguir nafta súper cuya demanda está en niveles pre pandemia.

En San Luis los problemas son similares. Los estacioneros denunciaron que por lo menos 3 de cada diez días del mes, se quedan sin combustible para vender como consecuencia de la imposición de cupos.

En Santiago del Estero, la crisis se siente con más fuerza en las estaciones blancas, ya que de acuerdo a lo dicho por Pedro Llorvandi, titular de CEPASE, se disminuyó el abastecimiento no solo de las expendedoras sin bandera, sino de los mayoristas blancos, que no solamente no reciben con normalidad, sino que los precios superan a los números congelados de las pizarras de las estaciones embanderadas.

En esta provincia, la situación afecto fuertemente al consumidor ya que de cada 4 expendedoras, una es blanca, las cuales no tienen combustible o deben adquirirlo y venderlo a mucho más costo que las oficiales.

Similar es la situación en Salta, específicamente para las Estaciones de Servicio sin contrato con petroleras, aunque de acuerdo a datos de la cámara de la provincia, las operadoras de marca también están recibiendo menos combustible que la demanda del mercado.

En la Cámara de Entre Ríos realizaron una breve encuesta a la cual respondieron 9 operadores, todos de bandera menos una blanca que no aportó ningún dato y que dio como resultado que todos están con cupos y dicen registrar algunos quiebres temporarios en diesel 500. “Con el resto de los productos pareciera no registrar mayores inconvenientes”, informaron.

Finalmente en la Patagonia, las Estaciones de Servicio de Chubut coinciden en que todo está normal si se trata de abastecimiento de producto, pero afirman que la preocupación en general de los colegas es el congelamiento de precios y aumento de costos , que generó un aumento del punto de equilibrio a niveles nunca vistos .

BUENOS AIRES CON MENOS INCONVENIENTES

En localidades bonaerenses como Junín o Bahía Blanca, la situación es “normal”, al igual que en la mayoría de los municipios del Conurbano y primeros cordones del AMBA, como lo mismo sucede en la Ciudad de La Plata.

Fuente: Surtidores