30/11/21

Boom de túneles en el GBA para cruzar las vías del tren Roca: hay siete en construcción y otros cuatro anunciados

Los proyectos avanzan, a distinto ritmo, en Adrogué, Longchamps, Banfield, Lomas, Carlos Spegazzini, Avellaneda y Florencio Varela. Las próximas obras están en Quilmes, Monte Grande y Temperley.


Obra del paso bajo nivel de Camino del Touring Club, en Florencio Varela

El pA ocho meses de que se anunciara la construcción de túneles bajo las vías en 26 puntos del GBA, al menos siete obras avanzan en simultáneo en la zona que abarca el Ferrocarril Roca, en el Sur del Conurbano.

Otros proyectos quedaron estancados, pero en líneas generales la mayoría de estos pasos bajo nivel, que buscan generar cruces más seguros, podrían estar inaugurados en los próximos meses.

Se trata de accesos de diferentes características, algunos pensados para transporte ligero y otros de mayor envergadura, según las necesidades y características de cada barrio. El hilo conductor es que buscan evitar accidentes a la vez que ir reemplazando progresivamente todos los pasos a nivel que atraviesan la traza de la Línea Roca.

Los Municipios en los que están ubicadas las obras son Almirante Brown, Lomas de Zamora, Ezeiza, Florencio Varela y Avellaneda. En todos estos lugares los trabajos tienen distintos grados de avance y en muchos casos obligan a modificar la circulación de autos y colectivos.

En la calle San Martín, en Adrogué, realizan uno de los primeros de los proyectos de este tipo anunciados para la región. Al finalizar, contará con dos carriles subterráneos que conectarán Burzaco y Adrogué, cambiando de forma drástica el tránsito entre ambas localidades, especialmente en franjas de hora pico.

La obra pasa por debajo de las vías del Roca en un punto neurálgico del distrito, por lo que la obra fue prevista, al momento de su inicio en mayo, para tomar alrededor de 18 meses. Para tener una idea del flujo de tránsito en ese sitio, se estima que 25.000 vehículos que lo cruzan a diario. Además del túnel habrá dos puentes vehiculares para los vecinos frentistas, de un puente para las vías y de las rampas para el cruce peatonal.

No muy lejos, también en Almirante Brown pero a la altura de Longchamps, se desarrolla otra obra parecida, en la calle Diehl. A fines de octubre el Ministerio de Obras Públicas de la Nación lanzó una actualización del estado de la obra de este segundo túnel para Brown que tendrá dos carriles e incluirá la construcción de calles colectoras y un puente peatonal del lado oeste de las vías. El objetivo es mejorar el tránsito conectando el distrito en dirección sudoeste-noroeste.

"Tendrá una altura de 4,62 metros, lo que permitirá el paso de ómnibus de larga distancia, e incluye la adecuación del sistema de desagües pluviales existentes, al tiempo que los puentes peatonales estarán conformados por vigas de hormigón", informaron desde el Municipio de Brown. Un tercer túnel se construye en Ruta 4 y Rotonda Los Pinos y el próximo bajo nivel está por arrancar en la calle Presidente Perón de Calzada.

Por otra parte, en el vecino distrito de Lomas de Zamora trabajan en dos frentes simultáneos para túneles bajo las vías del Roca. El primero está situado en Banfield, conectando las calles Rincón-Vieytes para conectar este con oeste de la localidad. En agosto habían comenzado a trabajar bajo tierra, mientras que los efectos de la obra se empezaron a sentir en la superficie para quienes viven en Rincón entre Vergara y las vías, ya que el tránsito quedó bastante limitado.

El paso tendrá dos carriles, pasarela de peatones, escalera y ascensor para personas con movilidad reducida. El objetivo central de esta obra es evitar los embotellamientos que ocurrían a diario, generando larguísimas filas en el paso a nivel, bocinazos y mucha demora en el tránsito.

Por otra parte, la segunda obra está situada en el paso nivel de Loria-Ayacucho, que obligó a reorganizar el tránsito haciendo doble mano la avenida Meeks para desagotar por ahí el tránsito que quedó interrumpido en Loria.

Las excavaciones, por otro lado, comenzaron en Ayacucho entre Almirante Brown y las vías mientras que todas las calles circundantes quedaron empapeladas con mapas que muestran los nuevos sentidos de circulación.

Para el municipio que hasta septiembre gobernó Martín Insaurralde -hoy jefe de Gabinete bonaerense- hay otro túnel en proyecto: el de las calles 14 de Julio-Avellaneda, en Temperley.

En la zona de Ezeiza trabajan dentro de la localidad de Carlos Spegazzini para hacer un paso bajo nivel en el cruce de la ruta 205 y calle Sarratea. Se trata de una inversión de 1.129 millones de pesos, que abarca la parquización, la mejora de los desagües, la iluminación, y un nuevo puente carretero.

Durante un relevamiento de obra realizado en julio por el Ministerio de Infraestructura comunicaron que la obra avanza según lo establecido en en el marco del Plan de Modernización del Transporte Ferroviario.

No correría la misma suerte el túnel proyectado en otro punto del distrito, sobre la calle Graham Bell, que busca mejorar la conexión entre la ruta 205 y la autopista Ezeiza-Cañuelas. La obra, que comenzó en 2014 y en 2015 quedó paralizada, había sido retomada bajo una nueva licitación hace un año, pero nuevamente quedó frenada, según afirman vecinos de la zona y ante la falta de una confirmación oficial que detalle la situación de esos trabajos.

En Varela, entr tanto, el túnel que sí va tomando forma es el que están construyendo en el Camino de Touring Club. Se trata de un punto clave para la zona noroeste del distrito debido a su conexión con el partido de Berazategui y la Autopista Buenos Aires-La Plata.

A fines de octubre, la obra seguía avanzando a buen ritmo, según informaron las autoridades municipales y el objetivo principal que se perseguía era optimizar la transitabilidad por los barrios Presidente Avellaneda más Bosques Norte, potenciar la vinculación con Camino general Belgrano y la Ruta Provincial Nº 36, reducir la contaminación ambiental e incrementar la fluidez en la circulación.

Por último, en Villa Domínico, el paso bajo las vías se proyectó a a la altura de la calle Otero y será fundamental para agilizar el tránsito y la conexión entre los barrios. El monto estimado de inversión es de $450 millones.

A su vez, en Esteban Echeverría, recientemente anunciaron la construcción de un túnel en Monte Grande que tendrá la peculiaridad de conectar el Hospital del Bicentenario con el Hospital Municipal Santamarina.

Otros dos pasos bajo nivel, en Quilmes, habían sido anunciados en abril de este año cuando se firmó un convenio entre la intendencia y Trenes Argentinos. Esas obras luego no tuvieron novedades pero a fines del mes pasado, en un encuentro entre Mayra Mendoza y Alexis Guerrera -ministro de Transporte de la Nación, que en abril estaba al frente de Trenes Argentinos- se indicó que se reactivará el proyecto.

Estos dos túneles estarán uno en el cruce de vías de las calles Laprida-Dorrego y el otro en el de República del Líbano-Castelli. El primero será apto para tránsito pesado y el segundo, solo para vehículos livianos.

Para el plan general de túneles firmaron convenios Ezeiza, Escobar, Almirante Brown, San Fernando, La Matanza, Malvinas Argentinas, Avellaneda, Lomas de Zamora, San Vicente, Moreno, Pilar, Florencio Varela, Hurlingham, José C. Paz, Tres de Febrero, Berazategui, San Martín, Cañuelas, Merlo, Ituzaingó y Junín.

Fuente: Clarín