21/06/17

Polémica por el proyecto para modificar la "ruta de la muerte" en Salta

El Gobierno presentará mañana un plan para remodelarla. Los vecinos de dos pueblos que quejan de que la nueva traza les genera un "daño económico".


En el nuevo proyecto, la Ruta 9 no pasaría por Metán y Güemes, en Salta. Google Street View

En Salta hay polémica: diputados, intendentes y comerciantes de las localidades de Metán y General Güemes mostraron su rechazo al proyecto del gobierno nacional para modificar el recorrido de la ruta 9 y su continuidad, la 34, ya que advirtieron que el nuevo diseño podría generar un daño económico a la zona.

La nueva traza, que será presentada formalmente el jueves, fue elaborada por la Dirección Nacional de Vialidad y busca cambiar el recorrido desde Rosario de la Frontera, en Salta, hasta Libertador General San Martín, en Jujuy, y evita pasar por las ciudades de Metán y Güemes. "Nuestro compromiso es convertir a la ruta 9/34 en una autopista en ese tramo. Nos propusimos trabajar para que deje de ser la ruta de la muerte, para que mejore la economía de la zona". le dijo al diario El Tribuno de Salta Javier Iguacel, director nacional de Vialidad.

Las autoridades locales están enojadas. Por ejemplo el intendente de Metán, Fernando Romeri, dijo que "si cambian la traza van a generar un perjuicio enorme porque pasan 7.200 vehículos por día y hay más de 300 comercios y artesanos que están relacionados directamente a esa circulación". El funcionario señaló que, en vez de modificar el trazado, el gobierno debería invertir en el mantenimiento de la actual ruta 9-34.

A su vez, el diputado provincial por Metán Emanuel Sierra se quejó porque "Vialidad Nacional no escucha a la gente ni a los legisladores. Nos enteramos del nuevo trazado por artículos en la prensa". En tanto desde el sector económico, el empresario de Metán Daniel Conta calificó la iniciativa nacional de "atropello" porque consideró que los funcionarios "no le consultaron absolutamente nada a nadie, es un capricho que no tiene ningún sentido, ni lógica".

En el mismo sentido, el diputado provincial por Güemes Germán Rallé afirmó que "el gobierno nacional no puso sobre la mesa los proyectos para poder opinar y entender que hay una realidad social que debe mirarse". "No se trata solamente de un tema técnico sino también del miedo de la gente a perder su empleo y capacidad comercial", advirtió. Rallé indicó que hay "870 familias de Güemes que viven directa o indirectamente del impacto potencial de la ruta".

El nuevo recorrido haría que la autopista pase por fuera y haya bajadas en las ciudades y paradores más importantes de la zona. En ese sentido Iguacel apuntó que "en general el Plan Vial Federal tiende a que la ruta o autopista en cuestión no pase por dentro de ninguna ciudad. Teniendo en cuenta esa perspectiva estamos haciendo la ingeniería para Metán y Güemes para ver si puede haber una ruta que pase por la ciudad. Vamos a prever que los paradores sigan existiendo y estén donde están hoy, sin que sea por el paso principal de la ruta".

El diputado nacional salteño Javier David coincidió con Rallé al señalar que "venimos buscando que los vecinos sean escuchados. Es imposible desarrollar una obra como ésta sin conocer la posición de ellos".

Fuente: La Nación