15/06/17

Legislatura cordobesa aprobó ley que prohíbe los paros de transporte

Los medios de transporte cordobeses se vieron afectados por una huelga de 9 días.


La Legislatura cordobesa aprobó por amplia mayoría la ley de prestación de servicios esenciales para aplicar en casos de conflictos gremiales, como fue el reciente paro de transporte, que se extendió por nueve días.

La norma, impulsada por el gobernador Juan Schiaretti, establece como "servicio esencial" el transporte público de pasajeros, por lo que ante un conflicto laboral que derive en un paro de actividades, "deberá garantizarse un conjunto básico de prestaciones y personal" para que no se interrumpa en forma total el servicio, informó la prensa local.

El organismo que establecerá en qué condiciones debe garantizarse ese servicio mínimo será una comisión técnica, que estará conformada por cinco miembros propuestos por el Poder Ejecutivo y avalados por el Legislativo.

Además, quienes prestan un servicio de ese tipo deberán avisar con cinco días de anticipación que realizarán una medida de fuerza al Ministerio de Trabajo de la Provincia, para que se adopten las medidas necesarias.

Para quienes infrinjan la ley y "obstaculicen, alteren o suspendan la prestación de servicios públicos o esenciales" podrán recibir "hasta tres días de arresto".

En declaraciones radiales, el legislador Oscar González (Unión por Córdoba) afirmó que el proyecto "se aprobó con un resultado contundente", esto es "57 votos a favor, 5 en contra y 8 legisladores ausentes".

"Esto claramente demuestra cuál es la conciencia colectiva en esta Legislatura de que hay que resolver los temas que la gente pide que resuelva", señaló González.

Todos los bloques estuvieron en el recinto y solamente se ausentaron los legisladores del sector gremial: José Pihen, titular de la CGT e Hilda Bustos (Gráficos).

En tanto, los legisladores kirchneristas Carmen Nebreda y Franco Saillén pidieron el uso de la palabra y luego se retiraron a la movilización gremial convocada afuera del recinto.

El gran punto de discusión entre quienes estaban a favor y en contra de la iniciativa es si Córdoba tiene competencia para legislar sobre en temas que son inherentes a la Constitución Nacional, como es el derecho a huelga.

Fuente: Ámbito