12/06/17

Dos de cada diez autos no pasan los controles de la VTV porteña

A poco menos de un año del arranque, pasaron por los talleres más de 250 mil vehículos. Además, desde agosto el trámite costará $ 802 para autos.


Plantas para la VTV porteña. Hay siete distribuidas en distintos barrios de la Ciudad; los turnos se pueden pedir con dos meses de anticipación a la fecha estipulada en el cronograma. Foto: Emmanuel Fernández

A menos de un año de su entrada en vigencia, la Verificación Técnica Vehicular (VTV) obligatoria se encarecerá un 18%. La nueva tarifa comenzaría a regir en agosto. De acuerdo a lo que informaron en la Secretaría de Tránsito y Transporte, el costo de la VTV será de $ 802 para autos y de $ 301 para las motos (hoy están en $ 680 y $ 225, respectivamente). Si se suma ese costo con la tarifa por el grabado de autopartes, que cuesta $ 820, en total, hay que desembolsar $ 1.600 para tener las inspecciones en regla.

Pero desde el lado de la seguridad vial, lo llamativo es que más del 23% de los vehículos que realizan la VTV, es decir 2 de cada 10, no pasan el control.

Ya pasaron por los controles más de 254.792 vehículos. El promedio fue de 29.598, aunque en mayo fueron 47.605. El 76,4% de los autos fue aprobado, mientras que el 13,1% fue rechazado y el 10,5% quedaron como condicionales. Los "rechazados" fueron aquellos a los que no se los autorizó a circular porque tenían problemas graves, mientras que los "condicionales" tuvieron problemas leves y les dieron un permiso provisorio para andar por las calles. En ambos casos, debieron regresar a hacer la VTV en un plazo de 60 días, tras solucionar los desperfectos.

Para aprobar el aumento, la semana pasada el Gobierno porteño convocó a una audiencia pública que se realizará el 6 de julio. Es el último paso administrativo previo al aumento, y aunque la gente se manifieste en contra, las conclusiones no son vinculantes. Al igual que con los peajes o los taxis, la justificación que dan en la Ciudad es que deben subir el costo de la VTV para compensar la inflación y, por ejemplo, cubrir los aumentos salariales de los empleados de las plantas donde se hacen los chequeos mecánicos.

Plantas para la VTV porteña. Hay siete distribuidas en distintos barrios de la Ciudad; los turnos se pueden pedir con dos meses de anticipación a la fecha estipulada en el cronograma. Foto: Emmanuel Fernández

Tras más de una década de demora en la sanción de la ley y su implementación, la VTV empezó a regir en octubre. Deben cumplirla todos los vehículos que tengan más de tres años de antigüedad o que superen los 60.000 km. de uso. En el caso de las motos, es a partir del primer año. La renovación es anual.

Para distribuir el trabajo, desde el inicio el Gobierno dispuso un cronograma de turnos. Los autos cuya patente terminaba en 0 debían ir en octubre y los que finalizaba en 1 en noviembre. Luego en diciembre y enero se frenaba por las vacaciones, y en febrero retomaron con los terminados en 2. Así, el ciclo terminará en setiembre con las patentes que finalizan en 9.

El tema es que, si la nueva tarifa entra en vigencia en los tiempos previstos, los que tienen turno en agosto y setiembre pagarían más que los anteriores. El turno de la VTV se puede adelantar no más de un mes. A esto hay que sumarle el costo del grabado de autopartes, que es un requisito para aprobar la VTV pero que muchos dueños de automotores no hicieron.

Plantas para la VTV porteña. Hay siete distribuidas en distintos barrios de la Ciudad; los turnos se pueden pedir con dos meses de anticipación a la fecha estipulada en el cronograma. Foto: Emmanuel Fernández

Los controles se hacen en siete plantas. Los turnos se pueden pedir a través del 147 o en el sitio www.buenosaires.gob.ar/VTV desde 60 días antes. Los horarios son de lunes a viernes de 8 a 18 y los sábados de 8 a 13. Se debe abonar antes, con tarjeta de crédito a través de los sistemas de pago rápido.

Quienes no la hagan pueden ser multados con 400 Unidades Fijas, que hoy equivalen a $ 4.160, y quienes circulen sin el certificado y la oblea en el parabrisas pueden ser sancionados con 100 UF ($ 1.040).

El trámite demora 20 minutos y ni siquiera hace falta bajarse del auto. Se va pasando por diferentes puestos en los que se controlan los frenos, luces, la dirección, el tren delantero y otras partes mecánicas. También se controla la documentación del vehículo y se chequea la emisión de gases y ruidos.

Para los controles en la calle, la Ciudad sumó motos, agentes y grúas. Hay 29 puestos móviles, que chequean a cerca de 600 vehículos diarios.

Según un estudio realizado en España, la VTV permite evitar 170 muertos y 11.000 anuales por accidentes. "El principal objetivo de estos controles es la seguridad vial. A ocho meses de comenzar, el 76,4% cumple con las condiciones básicas para circular y el resto pudo identificar sus fallas y revisarlas", aseguró Juan José Méndez, secretario porteño de Tránsito y Transporte.

De acuerdo a un informe de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes, uno de cada tres vehículos en el país tiene más de 15 años y son considerados riesgosos para la seguridad vial. El promedio del parque es de 11,8 años.