23/05/17

Fuerte documento de los gremios aeronáuticos contra la llegada de nuevas líneas aéreas

Pilotos, técnicos, personal superior y de tierra se oponen a la llegada de nuevas empresas y reclaman que le se les respeten sus convenios colectivos

Los gremios aeronáuticos estaban relativamente quietos frente al movimiento aerocomercial, tanto que el último movimiento en conjunto fue en diciembre, en la audiencia pública en la que se discutía la llegada de nuevas empresas. Entonces se opusieron a varias. Pero todo es tiempo pasado; ahora despertaron.

"Deseamos manifestar públicamente nuestra preocupación y objeciones al respecto de las políticas de transporte aéreo llevadas adelante en la actualidad por el Gobierno Nacional", inicia el comunicado que suscriben los dos gremios de pilotos (UALA y APLA), el personal técnico (APTA), el superior (UPSA) y los aeronáuticos de APA.

Los sindicatos dicen que la política que enarbola en Gobierno "fomenta indiscriminadamente la apertura sin ningún criterio de regulación, y en pleno conocimiento de la saturación y precariedad del sistema e infraestructura aeroportuaria, se llevará a toda la actividad a sufrir un colapso operativo con las consecuentes demoras, perjuicios para los pasajeros, pérdidas económicas para las empresa locales, y posible afectación de la seguridad".

La empresas estatal Aerolíneas Argentinas se lleva el primer párrafo del comunicado. "La desprotección del grupo de bandera (ARSA/AU) evidenciada a raíz del continuo recorte presupuestario, la falta de un plan de empresa o la carencia de una firme visión de utilizar la misma como una herramienta estratégica para la regulación aerocomercial, y sumada a las continuas declaraciones de sus administradores, ponen en duda a diario sobre las reales intenciones que el Gobierno tienen al respecto del destino del grupo aéreo estatal y sus trabajadores", dice el documento.

Los gremios reconocen que este Gobierno recortó lo subsidios en 2016 a 320 millones de dólares, 60% menos que en 2015, a pesar del rojo recibido de 1000 millones. "En 2017 a 180 millones de dólares (30% menos que en 2016), pese a que el año pasado hubo 40% de inflación y está previsto para este año 25%, y un aumento estimado del dólar en un 20 por ciento", dice el comunicado conjunto.

Más allá de estas afirmaciones, hace pocos días, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, dijo que Aerolíneas Argentinas ha tenido en los últimos meses récord de pasajeros pese a la caída de los subsidios. "No se vuela menos que antes, al contrario, se vuela más", dijo entonces. Según los datos del Ministerio, enero tuvo récord histórico en un mes con 1,15 pasajeros. Febrero fue el mejor de la historia en movimiento de pasajeros. Siempre de acuerdo a datos oficiales, en marzo, Aerolíneas lideró el ránking de puntualidad de la región según FlightStats y se ubicó entre las 20 líneas aéreas más puntuales del mundo. Cerca de as oficinas de Dietrich aportan datos: el 17 de abril, al término de Semana Santa, se llegó al récord de total de pasajeros transportados en un día con 41.157 personas. El último fin de semana largo del 1° de mayo, hubo crecimiento de 25% contra 2016 y de 43% si se lo compara con 2015 en vuelos domésticos.

Los sindicatos también apuntan contra la llegada de Avianca y de Flybondi, además de la oposición a la apertura de una nueva audiencia. "Como representantes de los trabajadores aeronáuticos y atentos a la gravedad de la situación, llevaremos adelante todas las medidas en pos de garantizar la seguridad de los pasajeros, el servicio público, la calidad de los convenios colectivos y el crecimiento genuino de la fuente laboral de todos los trabajadores aeronáuticos de la Argentina", concluye la carta.

Fuente: La Nación