11/04/17

Maersk pone en venta su naviera de cabotaje en Brasil

La decisión de Maersk de vender Mercosul Line en Brasil apunta a conseguir una rápida aprobación de compra de Hamburg Sud de parte de la CADE en ese país


Maersk presentó ante el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil, la puesta en venta de su compañía de transporte marítimo de cabotaje en ese país, Mercosul Line – uno de los tres competidores del sector y que dispone de una flota de cuatro buques. Según diversas fuentes, Maersk realiza esta operación para evitar una concentración en el mercado de cabotaje brasileño.

Actualmente, Maersk se encuentra en el proceso de adquisición de la naviera Hamburg Süd, propietaria de Aliança, líder del cabotaje en Brasil. El problema nace en que la adición del cabotaje propiedad de Aliança (59%) y Mercosul (21%) alcanza el 80% de la capacidad total de TEUs disponibles para el cabotaje. A estos actores se suma solo Log-In.

Una fuente vinculada al sector señaló a JOC que “Maersk sabe muy bien que el CADE le pedirá vender a uno de los dos operadores de cabotaje, Aliança (con 11 buques) o Mercosul Line (con cuatro). Alianza está establecida con un mercado más amplio y seguramente la opción consistirá, por supuesto, en mantener Alianza y deshacerse de Mercosul Line”, señaló la fuente que agregó que “no pareciera haber una escasez de interesados” en comprar Mercosul.

De hecho, la oficina de Maersk en Sao Paulo, según informó Portos e Navíos, ya habría sido notificada del interés de algunos potenciales interesados, entre ellos CMA CGM, MSC, Hapag Lloyd, NYK y China Cosco Shipping.

Quien gane la licitación ganaría cuatro buques con capacidades para 2.500 Teus y una disponibilidad de de 368 enchufes para contenedores reefer. Además, la bandera brasileña les permitiría operar a lo largo de la costa de Brasil y el Mercosur (que además incluye a Uruguay y Argentina).

Fuentes informaron que la decisión de Maersk apunta a garantizar que el CADE de Brasil apruebe rápidamente la adquisición de Hamburg Süd, además: “la venta asegurará que el sector del cabotaje brasileño siga siendo competitivo y que los clientes puedan beneficiarse de una amplia gama de actores”. Maersk negó referirse al monto de la operación y a posibles interesados.

Cabe recordar que afines de 2016, Maersk Line anunció el acuerdo de compra de Hamburg Süd, el séptimo mayor en movimiento de contenedores y líder mundial en cabotaje de larga distancia. Se espera que el compromiso se haga efectivo a fines de este año como parte de la ola de consolidaciones de la industria marítima, consecuencia de un exceso de capacidad en la oferta naviera y por las bajas tarifas para el transporte de contenedores.

Con la operación, Maersk busca fortalecer su presencia en el comercio marítimo mundial, en particular en América Latina, donde Hamburg Sud tiene presencia desde hace mucho tiempo.

Actualmente Maersk también tramita la aprobación del organismo antimonopólico de los EE.UU. para la adquisición de Hamburg Sud después de acceder a retirar algunas rutas a cargo de la naviera alemana, según señaló una fuente a Reuters.

Las concesiones, hechas por Maersk, se hicieron también para allanar las preocupaciones de la Comisión Europea sobre el impacto en la competencia de esta operación, precisó la misma fuente, sin revelar las rutas seleccionadas a retirar.

Se espera que el organismo antimonopólico de la Unión Europea se pronuncie este 10 de abril acerca de la legalidad de la operación pretendida por Maersk line.

Fuente: RMF