14/03/17

Por piquetes, el tren Roca eléctrico aún no puede llegar a City Bell

La extensión del recorrido se anunció desde este fin de semana. Pero los trenes no pudieron completar el recorrido por piquetes de vecinos que piden paradas intermedias.


Hudson. Vecinos cortan las vías del tren Roca ya que en su extensión no parara en esa estación por la diferencia de altura entre el tren y los andenes. (Foto Mauricio Nievas)

La Plata (Corresponsalía).- La extensión del tren Roca desde Berazategui hasta City Bell sigue sin funcionar: aun cuando se anunció que el sábado estaría habilitado al público el flamante servicio eléctrico, una protesta vecinal no dejó pasar las formaciones en las estaciones de Hudson y Pereyra. Es porque la empresa no tenía previsto hacer paradas en esas localidades intermedias.

Con más de 15 meses de retraso, las autoridades del ministerio de Transporte anunciaron que el 11 de marzo arrancaba el penúltimo tramo del tren Constitución-La Plata. La extensión de Berazategui a City Bell agrega 19 kilómetros más al recorrido desde la terminal porteña. La semana pasada se hicieron las pruebas técnicas y los ensayos sin pasajeros. Todo estaba en condiciones para que comenzara a llevar a casi 2.000 personas en cada formación.

Se trata de flamantes trenes comprados a China, con comididades y confort para los usuarios y menor tiempo de viaje, por las mejoras en la red electrica y en las vías. Pero un "piquete" impidió la partida del convoy inaugural y pasó el fin de semana sin actividad en el nuevo tendido eléctrico.

Los manifestantes quieren que la vuelta del servicio sea también el retorno del funcionamiento de las postas intermedias. Temen quedar "aislados" cuando comience a transitar el tren. Según explicaron oficialmente, las mejoras llegarán en dos meses. La secretaria de Obras del ministerio de Transporte de la Nación, Manuela López Menéndez, dijo que "en Hudson y Pereyra arrancamos con las obras de readecuación de las paradas hace 10 días, porque no se había previsto adecuarlas a los trenes eléctricos que poseen pisos más altos que los anteriores".

Y agregó que la propuesta oficial de ofrecer un servicio de colectivos exclusivos para trasladarse en esas localidades, donde no hay andenes, se debió a que "la construcción de una estación provisoria, tardaría no menos de 45 días". Hasta ayer, esa alternativa no fue aceptada por los habitantes de la zona que protestaron. En el Gobierno creen que además de reclamos vecinales, en las últimas horas se sumaron agrupaciones políticas que tendrían "otros intereses", además de los relacionados con la mejora del transporte, para dejar inmovilizado el Roca eléctrico.

Fuente: Clarín