20/02/17

Tragedia de Once: Casación define condenas y De vido espera el juicio

Hubo apelaciones y pedido de mayores penas. El ex Ministro tiene un tribunal oral definido.


Imborrable. La mañana de la tragedia en el andén de Once. / Archivo Clarín

El quinto aniversario de la tragedia de Once encuentra un panorama judicial con tres frentes abiertos a la espera de una definición. La condena a los ex funcionarios y concesionarios fue apelado y se espera la sentencia en segunda instancia. Mientras tanto, debe iniciarse el juicio al ex ministro Julio de Vido. Y por último, la definición de los juicios civiles: ninguno avanzó por que aún se discute si son competencia del fuero Contencioso y Administrativo o de la Justicia Civil.

Tras 134 audiencias que llevaron casi dos años de proceso, el 29 de diciembre de 2015 el Tribunal Oral Federal N°2 condenó a 21 de los 28 acusados. La pena mayor, de nueve años, le cayó Claudio Cirigliano, el ex titular de TBA, por estrado y administración fraudulenta contra el Estado. Para el ex secretario de Transporte nacional Juan Pablo Schiavi fueron ocho años. Su antecesor, Ricardo Jaime, recibió cinco años por administración fraudulenta, pero como le sumaron penas de otras causas terminó en seis. El resto de los condenados (con sanciones de entre tres y ocho años) fueron ex funcionarios y directivos de la empresa, mientras que al maquinista Marcos Córdoba le dieron tres años y medio.

Pero llovieron las apelaciones. De parte de las defensas, pidiendo la absolución. Por el lado de las querellas, para que también se condenara a los absueltos, entre ellos los dos ex interventores de la CNRT Antonio Sícaro y Pedro Ocho Romero.

La causa cayó en la Sala III de la Cámara de Casación. El fiscal Raúl Plee dictaminó que las condenas deben ser confirmadas, que tienen que incluirse también a algunos de los absueltos e incluso que hay que aumentar la pena que se le determinó a Jaime. Curiosamente, el ex secretario de Transporte es el único preso, aunque por otras causas.

Ahora resta que la Sala III convoque a las partes a las audiencias preliminares y luego dicte su fallo.

Paralelamente, ya se definió que el Tribunal Oral Federal N°4 sea el encargado de enjuiciar a Julio de Vido. En la etapa de instrucción del primer juicio, el juez Claudio Bonadio no había incluido al ex ministro entre los procesados, pero el fallo del TOF N°2 dejó la clara orden de que De Vido fuera investigado por su responsabilidad evidente en el control del transporte durante todo el Gobierno kirchnerista. El tema volvió a caer en manos de Bonadio, que en setiembre pasado lo mandó a juicio oral.

Fuentes cercanas al caso especulan con que el juicio al ex ministro se inicie después de que Casación defina su postura respecto del primer juicio. Mientras tanto, De Vido sigue contando con sus fueros como diputado nacional, lo que impide que lo detengan.

Fuente: Clarín