23/05/17

Las empresas prevén aumentos salariales del 25% promedio para este año

Según una encuesta entre empresas privadas, para los trabajadores fuera de convenio el alza salarial estará entre 20 y 26%; la inflación anual llegaría al 24%


Según una encuesta entre empresas privadas, para los trabajadores fuera de convenio el alza salarial estará entre 20 y 26%. Foto: Archivo

Luego de un 2016 en el que la inflación ganó la carrera, las grandes empresas estiman que este año -en temporada de elecciones- los aumentos salariales promedio de la economía privada rondarán el 25% para los trabajadores dentro de convenio. La inflación, según estimaron, estará sólo un punto por debajo, lejos de la estimación del presupuesto y del Banco Central.

Así lo muestran las conclusiones de una encuesta realizada por SEL Consultores entre 1000 firmas a nivel nacional, en la que se relevaron las opiniones tanto de microempresas (empresas de hasta nueve empleados) y de pymes (de 10 a 200 empleados) como de grandes compañías (de más de 200 empleados).

Según la consultora que dirige la socióloga María Laura Calí, para los trabajadores sindicalizados (dentro de convenio) los porcentajes de ajustes salariales proyectados para 2017 mantienen una pauta común en todos los tamaños de compañías. Tanto en microempresas como pymes y grandes empresas el porcentaje de ajustes salarial proyectado anual es del 25%. "Cuando se los indaga sobre el porcentaje máximo en el que creen que cerrará la negociación, como consecuencia de la presión sindical, ese número no crece significativamente. Asciende sólo a un 26%", estimó la consultora.

Por otro lado, el porcentaje de aumento salarial proyectado para este año para el personal fuera de convenio llega al 20% en microempresas, se ubica en un 21% en pymes y sube significativamente en grandes compañías al 26 por ciento.

Entre las firmas especializadas en beneficios y compensaciones, LA NACION informó el mes pasado que la consultora Mercer estimó que para los empleados que están fuera de convenio los incrementos salariales rondarán el 26,5%. Willis Towers Watson contempló, en tanto, un 26% de subas para el personal de convenio y 28% para los jerarquizados. En Korn Ferry, en tanto, previeron que la cifra de aumentos para ejecutivos y para no ejecutivos estará en el 26,6 por ciento.

Entre las consultoras económicas, en tanto, en Labour, Capital & Growht (LCG), la firma creada por Martín Lousteau, indicaron que prevén un aumento promedio de entre 27 y 28% en los salarios formales de los trabajadores con salarios de convenio. "Sería un alza de salarios reales [por encima de la inflación estimada] del 3%", explicó Melisa Sala, economista de LCG. La consultora pronosticó una inflación de 25% interanual.

Para el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que hizo el Banco Central en abril, la inflación promedio estimada para este año será de 21,4%. No obstante, la entidad que dirige Federico Sturzenegger reafirmó la semana pasada su meta de inflación anual de entre 12 y 17%, que desde julio seguirá no ya al IPC-GBA (zona metropolitana) sino al IPC Nacional (seis regiones).

Según los resultados de SEL, en el caso de personal fuera de convenio, dos de cada tres compañías desdoblarán el aumento en dos veces. El primero de esos pagos llegará en el primer semestre -se habría pagado el mes pasado, según la estimación general-. Las pymes otorgarán un 10% y las grandes compañías, un 15%. El porcentaje restante será otorgado en el segundo semestre (principalmente en octubre).

"El 43% de las empresas creen que las negociaciones salariales con los sindicatos serán más difíciles que las del año pasado, el 50% piensa que tendrán igual dificultad y sólo un 7% las prevé menos difíciles", pronosticó SEL.

Según el relevamiento privado, los empresarios esperan una inflación acumulada para 2017 del 24%, con un piso del 22% y un techo del 25%. "Si estas estimaciones se cumplen, los salarios del personal fuera de convenio en microempresas y pymes quedarían nuevamente por debajo del aumento del costo de vida. Sólo el personal dentro de convenio y el personal fuera de convenio de grandes compañías podrían incrementar su poder adquisitivo", afirmó la firma especializada en el mercado laboral argentino.

De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Trabajo, sobre la base de los registros de la AFIP, los salarios promedio del sector privado formal crecían en febrero de este año a un ritmo anual del 32,9%. El valor de esa remuneración media llegaba a $ 22.286 mensuales.

"Las políticas de ajuste y el disciplinamiento laboral generadas por la contracción del empleo redundaron en una caída del 5,8% del salario real (en 2016), ya que los salarios nominales no compensaron el aumento de precios", describió en su último documento Cifra, el centro de estudios de la CTA.

La problemática de los ingresos

Sueldos bajo convenio: Según SEL Consultores, los aumentos de salarios para los trabajadores bajo convenio en todo tipo de empresa será en promedio del 25% este año.

Salarios jerarquizados: Para salarios fuera de convenio, las microempresas mostrarán, según la proyección de la consultora, alzas del 20%; las pymes, del 21%l y las grandes, de hasta 26% promedio.

Pagos en cuotas: Según la encuesta de SEL Consultores, el pago del aumento salarial de este año se desdoblará en dos cuotas: una se habría pagado el mes pasado y la otra en octubre.

Conflictividad: El 43% de las empresas relevadas observaron que las negociaciones salariales con los sindicatos serán más difíciles que las del año pasado.

La inflación: Los empresarios indicaron que, pese a la meta del Banco Central del 17% anual, ratificada la semana pasada, la inflación este año rondará el 24 por ciento.

Un premio consuelo

Del editor

La encuesta de SEL Consultores entre las principales 1000 empresas del país revela dos cuestiones, relacionadas entre sí. De concretarse sus proyecciones, los salarios de los trabajadores del sector privado le habrán ganado la carrera a la inflación este año, aunque por muy poco. Al mismo tiempo, la mayoría deberá dar por perdidos los puntos que no pudieron recuperar de la inflación pasada. En 2016, el propio Gobierno admitió en su momento una pérdida del poder adquisitivo del 7%, dado que el costo de vida aumento 41%, según las estadísticas de la Ciudad (el Indec no tiene el dato anual, debido a que empezó a medir la inflación en mayo), y los aumentos salariales de convenio se ubicaron, en promedio, entre 32 y 34%. El aumento salarial de este año sólo sería una buena ganancia para quienes dependen de un sueldo si el Banco Central acertara con su meta de inflación (12 a 17%). Algo en lo que empresas, sindicatos y consultores económicos, ya no creen.

Fuente: La Nación