23/08/21

Nación pisa una deuda de USD 800 millones con Total y complica las inversiones en Tierra del Fuego

La francesa Total que explota el campo offshore frente a la costa de la isla reclama ese monto. En el gobierno de Melella lamentan que por esa disputa se frenó un polo petroquímico.


El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella.

Vega Playade se puso en marcha en el año 2016. Es el proyecto mas austral del mundo para la explotación offshore de gas natural y condensando.

Operado por Total Energies, la concesión esta en manos del consorcio Cuenca Marina Austral, fundado en 1978. Total posee el 37.5 por ciento del paquete accionario, la alemana Wintershall otro 37.5 por ciento mientras que la local Panamerican Energy acredita un 25 por ciento.

La experiencia ha sido exitosa al punto que pese a operar en las condiciones extremas del mar austral, Vega Playade logró duplicar la producción de gas en Tierra del Fuego.

Del área concesionada, la mitad pertenece a la provincia mientras que la otra mitad esta bajo jurisdicción nacional. De hecho,desde su descubrimiento, el campo estuvo signado por la disputa por la apropiación de la regalías entre Nación y Provincia.

En el año 2000 la Corte Suprema de justicia decidió reconocer el derecho del Estado nacional sobre la recaudación impositiva por la explotación de la plataforma. No obstante, el gobierno de Nestor Kirchner revirtió la decisión, al reconocer el riesgo ambiental que asume la provincia.

Bajo este argumento se propuso la creación de un fideicomiso, donde nación cedió el 50 por ciento de las regalías con destino a obras de infraestructura de la provincia.

En el año 2016, la entonces secretaria de Energía Mariana Matranga acordó que las reservas existentes en el subsuelo de Vega Pleyade corresponden en un 80 por ciento a la provincia y 20 por ciento al territorio nacional

Al implementarse el plan Gas de Aranguren, el estado pagaba diferenciales para elevar el precio del gas según cuanto aumentara la curva. A mayor producción, mejor precio. Así el estado llego a pagar siete dolares y medio, lo que a precio internacional estaba a tres.

En ese momento, el sector privado resistió reconocer el impacto de las regalías sobre el precio final, pero finalmente hubo acuerdo con el gobierno de la provincia.

Cuando esta política de precios se derrumba, asume el nuevo gobierno y desde el flamante Ente Regulador del Gas que conduce Federico Bernal, se judicializan las medidas de Aranguren bajo la acusación de "estafa" Así es como el pago de los diferenciales quedaron en suspenso.

"Ni bien asumimos reconocimos la deuda con las empresas. Pero después se armó este ruido llevando el tema a la justicia, eso complico todo", afirma un funcionario del gobierno nacional.

Este es el marco en el que Total reclama una fenomenal deuda de 800 millones de dólares. Y dato no menor, es que de esa suma, al gobierno nacional le corresponde el 10 por ciento.

Desde el gobierno de Tierra del Fuego afirman que el impago de la deuda es un condicionante para el avance de nuevas inversiones.

"Acá queremos armar un Polo Petroquimico, cuando los fuimos a buscar para asociarnos, nos ponen como condición ayudarlos a resolver con el gobierno central los fondos adeudados", explicó a LPO una fuente de la provincia que gobierna Gustavo Melella.

Fuente: LPO