18/08/21

CAMMESA establece módulos en la licitación para transportar combustibles: quienes son los candidatos a quedarse con los mejores contratos

Los contratos que generan mayor interés son los dos que tienen una extensión de 3 años, uno para transportar gasoil y otro fueloil. Cuáles son las empresas que están mejor paradas para competir en la compulsa.



CAMMESA publicó el pliego de licitación para renovar los contratos de transporte naviero de combustibles líquidos para el parque termoeléctrico, tal como anticipó EconoJournal. Los buques seguirán siendo 7 con un plazo de contratación que va de 1 a 3 años y que comenzará a regir a partir del 1 de octubre de este año. Los contratos que generan mayor interés son los dos que tienen una extensión de 3 años, uno para transportar gasoil y otro fueloil. Las empresas Bahía Grande y Antares son las principales candidatas para quedarse con ese negocio dado que son las que actualmente poseen los barcos que mejor se ajustan a las condiciones que prevé el pliego.


Los contratos a 3 años

La licitación para contratar un buque que transporte gasoil por un plazo de 3 años establece que la capacidad de transporte tiene que ser de 16.000 metros cúbicos. Esa condición deja mejor posicionado a la empresa Bahía Grande ya que es la única que actualmente tiene un barco operando que cumple con ese requisito al tener una capacidad de 17.000 metros cúbicos.

Bahía Grande es una firma controlada por el grupo Jacob que tendría entre sus accionistas a Horacio “el flaco” Miró, un empresario históricamente vinculado a José Manuel De la Sota y hoy de buena relación con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

“Cuando dicen que se favorece a los que ya están, que vean que pasó el año pasado. Bahía Grande no era proveedor de CAMMESA y ganó ofertando un buque que trajo de afuera y desplazó a uno de los que estaba (uno de Horamar). Entonces, ¿por qué no podría pasar lo mismo este año? Es decir, que cualquier armador desplace a alguno de los que están. Cualquiera puede ofertar en todas la líneas. No se entiende porque dicen que favorece a algunos y otros no”, señaló una fuentes cercana a la secretaría de Energía al ser consultada por EconoJournal sobre el tema.

El otro contrato a 3 años es para transportar fueoloil entre el 1 de octubre de 2021 y el 30 de septiembre de 2024. En este caso, el pliego exige una capacidad de transporte de 10.000 metros cúbicos, condición que puede ser cumplida por varias firmas. En la actualidad el servicio es brindado por la firma Antares, que opera un barco alijador con una capacidad de transporte de 13.000 metros cúbicos.

El barco de Antares empezó a trabajar con CAMMESA cuando el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, tenía el control del organismo. Entonces fue Claudio Uberti quien le abrió el juego a la firma Pobater, vinculada a la familia Sambusetti.

El mes pasado el juez Sebastián Casanello procesó al ex presidente de Enarsa (ahora IEASA), Exequiel Espinosa, por considerarlo responsable del delito de administración fraudulenta agravada y le trabó un embargo por 800 millones de pesos. La causa se inició a causa de una denuncia de la Oficina Anticorrupción porque Espinosa contrató en 2012 sin licitación los depósitos de combustible de tres empresas, los cuales nunca utilizó. Entre ellas figuraba Pobater a la que le terminó pagando 899.200 dólares.

Pobater se salió del negocio, pero le vendió su contrato a Antares. Lo interesante es que ese contrato tiene una cláusula económica en favor de Antares en caso de que CAMMESA no renueve el contrato. Cuando CAMMESA contrató a Pobater, durante la época de De Vido, acordaron que si la compañía que administra el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) decidía rescindir ese contrato tendría que abonarle a Pobater una cláusula de limpieza equivalente a tres cargas de gasoil completas. Eso es porque se partió de la base de que el fueloil es un combustible sucio que afecta las instalaciones de los barcos. Fuentes privadas consultadas por este medio indicaron que ese extra costo se tomaría en cuenta al momento de decidir a quién contratar. Lo que pondría a Antares con ventaja relativa respecto del resto. Sin embargo, fuentes del área energética del gobierno negaron terminantemente esa posibilidad. «La licitación se definirá por la oferta de cada empresa, sin ponderar el costo de resolución del contrato de Antares en el caso de que esa compañía pierda el concurso», enfatizaron.

Los otros contratos

El pliego de CAMMESA licita también la contratación de otros 5 barcos: 2 para transportar gasoil por un plazo de 24 meses, otro para transportar gasoil por 14 meses, otro para transportar gasoil por 12 meses y un quinto fueloil por 12 meses.

En este caso las firmas que asoman con más chances son Horamar, Maruva y National Shipping y Transona.

Fuente: EconoJournal