30/03/21

¿Cómo le fue al Tren del Valle en el primer viaje a Plottier?

El debut del tren no tuvo alta demanda. Cada uno de los cuatro viajes llevó entre 8 y 9 pasajeros. Con la SUBE, el viaje cuesta menos de la mitad que el colectivo.



Son las 8.30 de la mañana y a lo lejos se divisa, en un claroscuro, la figura recortada de un tren que viene desde el oeste. La luna llena gigante aparece detrás de la locomotora y es una postal soñada con la que despertó la ciudad. No es algo normal. Es el debut del viaje desde Plottier hasta Neuquén, un servicio que había dejado de funcionar hace 28 años y que hoy se retomó, luego de varios pedidos. En la estación casi no hay gente, no más de tres personas sentadas esperando abordar la próxima frecuencia. Pocos pasajeros para un debut que quizá, se esperaba más.

"El servicio es muy bueno y barato, realmente un lujo, pero no me conviene porque llego tarde al trabajo, menos mal que estamos en pandemia", aclara Carolina a LM Neuquén, empleada de la administración pública, que fue la primera pasajera que pisó Neuquén en el tren de las 8.35 desde Plottier.

El anuncio de la extensión del servicio fue con bombos y platillos pero aún le fala un correlato de los pasajeros. Ayer viajó un promedio ente 8 y 9 pasajeros la cuatro frecuencias que tiene el ramal Neuquén-Plottier. Y si bien los trenes tienen un capacidad para 140 pasajeros, el promedio en un viaje normal es de 70 personas.

"Sería bueno que pongan otros horarios para que pueda viajar más gente al trabajo", acota Carolina.

El servicio, mas allá del horario realmente tiene un costo mucho más bajo, casi un tercio de lo que vale cualquier otro medio de transporte. Cuesta $22 por viaje con la SUBE mientras que el colectivo está por encima de los $64. Ir en vehículo a trabajar es mucho más costoso aún. Llenar el tanque de combustible en un coche estándar sale casi 3 mil pesos por semana, un costo que hoy pocos pueden afrontar.

Fanny es docente de nivel inicial, vive en la capital neuquina y es una de las personas que junto a su pareja Héctor, viajaron en la frecuencia de las 8.55 hasta Plottier, donde hace años que tienen una librería. "El hecho de que hayan puesto este servicio nos beneficia de cualquier manera porque los servicios del colectivo no son buenos y el hecho del precio, nos organizamos como para tomar este, seguramente hay que acomodar más los horarios", dijo la docente.

"El servicio es muy beneficioso por el precio, lástima que sea sólo hasta la cinco de la tarde y nos gustaría que sea más extenso. De cualquier forma me parece perfecto porque es un ahorro importante para nosotros y el hecho que el tren vuelva a hacer este recorrido, me parece excelente, muy nostálgico también", añadió Héctor, respecto al nuevo servicio.

El tiempo de viaje a Plottier es similar al del colectivo, aunque para mucho mas cómodo. Sin el estrés de la Ruta 22 y la aglomeración de los micros. Se tarda 45 minutos en cruzar la ciudad y llegar a Plottier. Son cuatro frecuencias: la primera, con el tren N°2003, sale desde Neuquén a las 8.55 y llega a Plottier a la 9.40; la segunda con el tren N°1023 sale a las 10.25 y llega a destino a las 11.10; la tercera, el tren N°2015, sale a las 18.15 y arriba a las 19.00; y la cuarta, el tren 2017, parte a las 19.25 y llega a las 20.10.

De regreso los horarios son: el tren N°2000 parte desde Plottier a las 6.00 y llega a Neuquén a las 6.45; el tren N°1020 sale a las 8.35 y llega a las 9.20; el tren N°2012 parte a las 15.20 y llega a las 16.05 y el tren N°1024 sale a las 17.00 y arriba a las 17.45.

La formación a Plottier, por ahora, está casi vacía. Faltan algunos horarios y más propaganda de "boca en boca" para aquellos que aún no se animaron a subir al tren, en un viaje más pausado y cómodo que el colectivo. Después de casi 30 años, volvió el tren a Plottier y es como un sueño cumplido para muchos.

Fuente: LMNeuquen