24/02/21

Vialidad: revelan que en adelantos se descontaba dinero a las contratistas

Efecto búmeran en hipótesis se desvío de fondos: contadora indicó que las empresas recibían partidas recortadas si solicitaban pagos por adelantado.



Una contadora de Vialidad Nacional “sin firma” declaró que sólo hacía análisis formales de los expedientes de obras, en el marco del juicio oral donde está acusada Cristina de Kirchner. “¿Alguna vez alguien le pidió que hiciera o dejara de hacer algo para beneficiar a alguna empresa en particular?”, le preguntaron. “Jamás, nunca”, aseguró. Otro testigo, por momentos inconexo, apuntó a las PPP y señaló a Javier Iguacel por la paralización de las obras. “Con Iguacel se pagaba de más y después había que compensar”. También dijo que cuando murió Néstor Kirchner “se cortaron los pagos”, y resaltó que la gestión del expresidente puso en valor a Vialidad.

Las dos audiencias de esta semana se concentraron en buscar establecer si hubo faltas desde el área contable de la Dirección Nacional de Vialidad que hayan derivado en beneficios para las contratistas de Santa Cruz, entre ellas Austral Construcciones y las UTE de las que participó la empresa del imputado Lázaro Báez. Sin embargo, los cuatro testimonios ratificaron que los pagos anticipados son mecanismos habituales y necesarios para el inicio de una obra y que las redeterminaciones de precios se pautan en base a índices del INDEC, por lo que no pueden encubrir desvíos o sobreprecios. Se trata de dos pilares de la acusación que fueron derribados por testigos de parte y de la propia fiscalía.

María Cecilia Vetrano, contadora pública, trabaja en Vialidad Nacional desde hace diecisiete años. Con experiencia en diferentes áreas del organismo fue convocada por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, quienes buscan demostrar que los pagos anticipados de obra encerraron maniobras de desvíos de dinero. Si embargo, la testigo dejó en claro que se trata de procedimientos habituales.

Vetrano describió cómo se tramitaban los expedientes de pagos anticipados a las empresas contratistas. Su rol era el de revisar las carpetas de obras de todo el país y aprobar el giro de dinero. Se trata de un procedimiento habitual en el que las firmas solicitan pagos para poder iniciar los trabajos. El Estado adelanta el dinero, pero como contrapartida se gira menos dinero. Por ejemplo, si la fecha original de pago establecida en el pliego era el 30 de marzo por un millón de pesos y se anticipaba el pago para el 20 de febrero, la empresa recibía 900 mil pesos.

Según declaró, sus superiores no le daban mucho tiempo para esa tarea: “Entraban los expedientes y había que sacar todo muy rápido”, expresó. Consultada por los controles de ese trámite administrativo, señaló que había varias instancias de contralor: “Soy contadora, no soy ingeniera. Para mí era todo chino básico. Pero miraba que esté firmando algo coherente. Era un análisis de carácter formal. Yo de obras, ni idea”. “¿Y qué hacía luego el administrador?”, preguntó el presidente del Tribunal 2, Jorge Gorini. “Periotti después consultaba el tema con varias áreas antes de firmar”, respondió Vetrano. La profesional -que se desempeñó en la Comisión permanente de verificación de deudas- dijo que trabajaba bajo las órdenes de Héctor López y detalló que ella era una simple asistente y no tenía firma. ¿Alguna vez alguien le pidió que hiciera o dejara de hacer algo para beneficiar a alguna empresa en particular? “Jamás. Nunca”, aseguró Vetrano.

El segundo testigo de la jornada fue propuesto por la querella de la Oficina Anticorrupción. Con un relato por momentos inconexo y errático, Héctor Semino, empleado de Vialidad desde 1999 hasta 2018, ratificó lo señalado anteriormente por su colega: “descontábamos dinero porque se estaba pagando por adelantado”, dijo. Además, se refirió a los mecanismos de control al afirmar que desde Vialidad “se cumple con lo pedido por la SIGEN y la Auditoría General de la Nación”.

El contador Semino hizo varias referencias genéricas a la gestión del macrismo y a la del kirchnerismo en Vialidad. Por un lado criticó los contratos de Participación Público Privada (PPP) y señaló al ex Administrador de Mauricio Macri y denunciante en esta causa, Javier Iguacel, porque -según dijo- “no le pagó a nadie”, lo que generó la paralización de obras. “Con Iguacel se pagaba de más y después había que compensar”, agregó. Por otra parte, hizo mención a los años en los que gobernaba Néstor Kirchner. Según afirmó, el expresidente tenía un fuerte manejo del área y “cuando murió dejaron de entrar pagos”. Ante la repregunta de varias de las partes, consideró que eso sucedió porque el kirchnerismo “le dio vida a Vialidad”, pero “como todo en este país, se apagó la luz y chau”. En ese sentido detalló que se sumó personal (la planta pasó de 2 mil a 6 mil empleados), se arregló el edificio, los baños y las oficinas. “Antes no teníamos ni baños”, remató.

Fuente: Ámbito