02/02/21

La demanda eléctrica cayó 1,3% en 2020

El consumo disminuyó prácticamente en todas las actividades, ya sean comercio e industrias de distinto tamaño.


El aislamiento obligatorio y la restricciones de movilidad provocaron un menor consumo de energía eléctrica durante el 2020. Grupo DESA

La demanda de energía eléctrica cayó -1,3% durante 2020, frente a 2019, en un año con temperaturas inferiores en invierno y superiores en verano, informó la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec). El consumo, indicó la entidad, cayó prácticamente en todas las actividades (comercio e industrias de distinto tamaño).

Durante diciembre, sin embargo, se presentó un ascenso de 1,5%, luego de un cuatrimestre de caídas pronunciadas: agosto (-6,7%), septiembre (-1,7%), octubre (-3,5%) y noviembre (-4,2%). Asimismo, en el último mes del año pasado se produjo un crecimiento intermensual que llegó al 12,5%, respecto de noviembre.

La demanda residencial, ligada en menor o mayor medida a la temperatura y a las restricciones en la movilidad por el Covid-19, presentó un crecimiento en todos los meses del año, aunque más marcado en los de invierno y verano. Si bien la demanda residencial (47% del total nacional) se incrementó en promedio 8%, en los meses de invierno el crecimiento se ubicó arriba del 14%.

Tras decretarse aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) desde el 20 de marzo, la gran demanda presentó una caída promedio del -24% para los meses de abril y mayo.

A medida que se fueron flexibilizando actividades, y sobretodo desde el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) en noviembre, se observó un aumento de la gran demanda y alcanzó en diciembre, prácticamente el mismo nivel que el año anterior.

Según datos de Cammesa (la Compañía Administradora del Mercad Mayorista Eléctrico), la caída interanual acumulada en la demanda de comercios y servicios (principalmente supermercados y otros centros comerciales), fue de 14,8% desde el 20 de marzo hasta el 17 de diciembre, comparada con el mismo período de 2019.

Aunque en la industria en total, para el mismo período, la caída sólo fue de -0,8%, desde marzo hasta junio de 2020 existió una baja cercana al 50%, que luego fue revertida.

El consumo industrial es el que explica la variación en la gran demanda que, en general, fue aumentando en todas las ramas: en diciembre se destacó el repunte de consumo en industrias vinculadas a la alimentación, el comercio y los servicios, aunque no compensó las pérdidas de meses anteriores.

Las principales recuperaciones se observaron en las actividades relacionadas a la extracción de petróleo, productos metálicos no automotor, empresas de la construcción, madera y papel, la industria textil y la automotriz.

No obstante, en la comparación con la última semana hábil previa a la cuarentena, la caída de la industria llega al -3,4%, concluyó el informe de Fundelec.

Fuente: Ámbito