22/02/21

Auditoría sobre el ENRE detectó "irregularidades" y "vicios graves" en nombramientos de directores

La auditoría técnica, jurídica y económica sobre las tarifas y sobre los concursos de directores del ENRE reveló que la gestión de Macri existieron "manifiestas irregularidades" en varios procedimientos.


Una de las irregularidades comprobadas por la intervención del ENRE es la falta de intervención del Congreso Nacional en los nombramientos de directores del organismo.

La Intervención del Ente Nacional de Regulación de la Electricidad (ENRE) a cargo de Soledad Manín detectó una batería de "irregularidades" y “vicios graves” en nombramientos de directivos del organismo durante la gestión de Mauricio Macri.

Según los resultados arrojados por la auditoría técnica, jurídica y económica sobre las tarifas y sobre los concursos de los miembros del directorio del ENRE, en la gestión de Cambiemos existieron “manifiestas irregularidades” en varios procedimientos que tornan nulos nombramientos de al menos dos directores.

“La revisión de los concursos arrojó como resultado que éstos incurrieron en vicios graves que convirtieron esos actos en nulos de nulidad absoluta”, informó el ENRE en un comunicado de prensa. “Una de las irregularidades observadas es la falta de publicidad plena y una cuestionable transparencia durante los procedimientos, particularmente en la integración de los órganos de selección y la arbitraria modificación de criterios de elegibilidad”, agregó.

Pero además, encontró “arbitrariedad manifiesta” llevada a cabo por la administración Macri en la integración de los comités de selección, una “direccionalidad” en los nombramientos y “arbitrariedad” en los cambios de criterio respecto de las aptitudes para el cargo de quienes luego fueron designados.

La auditoría reveló que el Gobierno anterior no respetó los criterios de objetividad e idoneidad técnica necesaria para nombrar directores, así como tampoco se privilegió la falta de vinculación con empresas del sector eléctrico de los funcionarios designados.

Para la actual conducción del ENRE y la normativa vigente, esos dos valores resultan “fundamentales” para la selección de directores y directoras, aunque Cambiemos no los cumplió.

“La conformación del Comité de Selección previsto por las Resoluciones Min.EM Nº 205/17 y Nº 154/18, integrado por el “Consejo Consultivo de Políticas Energéticas”, cuerpo creado a partir de la Resolución Min.EM Nº 164/16, resulta sumamente cuestionable, debido a que se encontraba integrado por el denominado Grupo de Ex-Secretarios de Energía que formaron parte de la DECLARACIÓN DE COMPROMISO asumida por la Alianza CAMBIEMOS en agosto del 2014”, destacó la intervención del organismo.

Asimismo, se observó un “manifiesto incumplimiento” de las normas sustanciales relativas a la observancia de conflictos de intereses y ética en el ejercicio de la función pública en las designaciones llevadas a cabo.

Por ejemplo, al ex presidente del directorio del ENRE Andrés Chambouleyron violó el deber primario del funcionario público, que según lo establece el Código de Ética, es el de lealtad con su país, ya que participó activamente en arbitrajes internacionales en calidad de experto por diferentes demandantes contra la Argentina. La auditoría identificó dos: la causa Azurix Corp. C. República Argentina (CIADI N° ARB/03/30) y Daimler Chrysler Financial Services AG c/República Argentina (CIADI N° ARB/05/1).

Pero además, durante el desarrollo de los concursos el ex mandatario Macri nombró como vocal interino del ENRE al ingeniero Carlos Manuel Bastos, quien participó -y participa- en arbitrajes internacionales en calidad de experto y testigo de demandantes contra el país, particularmente en la causa AES Corporation C. República Argentina (CIADI Nº ARB/02/17). Ese expediente se encuentra hoy en trámite. Y para peor, el ingeniero Bastos intervino a favor de AES en varios precedentes en los que la Nación fuera demandada.

Otra de las irregularidades comprobadas por la intervención de Manín es la falta de intervención del Congreso Nacional en los nombramientos, según lo establece el artículo 59 de la Ley N° 24.065. Esa norma dispone que el Poder Ejecutivo Nacional debe comunicar su decisión a una Comisión del Congreso de la Nación integrada por 16 miembros, lo que tampoco fue debidamente cumplimentado por el ex presidente Macri.

Fuente: Ámbito