09/02/21

Amplían investigación por las tratadoras de residuos petroleros en Vaca Muerta

La fiscalía de Delitos Ambientales buscará determinar si las plantas de residuos especiales presentan un peligro para la salud o el ecosistema. La denuncia original había sido presentada contra Treater, una empresa con sede en Añelo, pero había sido archivada.


Las empresas de residuos especiales estarán bajo la mira de la fiscalía. Foto: Yamil Regules.

La Fiscalía de Delitos Ambientales de Neuquén realizará una investigación sobre todas las empresas tratadoras de residuos petroleros de la zona para determinar si presentan o no un peligro para la salud de las personas y el ecosistema. Se trata de una ampliación del proceso iniciado sobre Treater, denunciada por un grupo de particulares por “contaminación ambiental con residuos peligrosos”.

El fiscal jefe, Maximiliano Breide Obeid, explicó que las actuaciones contra esta tratadora habían sido archivadas el 2 de marzo del año pasado “luego de un año de investigación, y de abundante recolección tanto de evidencia documental como material”. La decisión fue cuestionada por la querella, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Neuquén, tras lo cual la jueza AnaMalvido encomendó a la fiscalía continuar la investigación.

La magistrada evaluó que la explotación no convencional de hidrocarburos en Vaca Muerta “se encuentra en la mira del mundo entero, y que la población reclama proactividad por parte de los organismos judiciales”. Por ello dispuso que se amplíen las pericias e informes respecto del ambiente en general y, en particular del suelo, aire y agua.

Además, pidió a la fiscalía la ampliación de la investigación a la totalidad de las tratadoras de residuos, particularmente aquellas que se encuentran actualmente operando en el departamento Añelo.

“La explotación de hidrocarburos, como industria extractiva genera una multiplicidad de impactos al ambiente que deben ser controlados y monitoreados en forma permanente, especialmente cuando dichos impactos están asociados a la gestión de residuos peligrosos, aquellos que por sus características son susceptibles de generar daño al ambiente y a las personas”, indicó en el escrito firmado por la fiscalía.

“La gestión incorrecta, y la falta de control o control deficiente por parte de las autoridades administrativas competentes, expone al ambiente y a la población a riesgos ciertos”, sostuvo. La investigación también deberá esclarecer si existe responsabilidad de los funcionarios públicos por incumplimientos de sus funciones o delitos conexos.

La denuncia original la había presentado el referente de la Confederación Mapuche, Jorge Nawel, la integrante de la APDH, Nerea Monte, el cura Rubén Capitanio y el representante de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Enrique Viale. Reclamaban que “se investiguen y determinen las responsabilidades penales a raíz de la contaminación ambiental con residuos peligrosos por el deficiente tratamiento y disposición final de los desechos que genera la industria petrolera, especialmente como consecuencia de la explotación de Vaca Muerta mediante técnicas no convencionales”.

Treater es una empresa de servicios ambientales de opera en Añelo, pero no es la única que se ocupa de los residuos de la industria hidrocarburífera. También existe Comarsa, aún en proceso de traslado desde el Parque Industrial de Neuquén, e Indarsa.

Según Breide Obeid, con la investigación ampliada deberá determinarse “las condiciones en que opera cada una de las plantas de tratamiento de residuos especiales, los recaudos ambientales que cada una adopta y en general, si las mismas representan, o no, un peligro actual o potencial a la salud de la población y del ecosistema”.

Fuente: Rio Negro