03/09/20

Vialidad Nacional confía en retomar en octubre las obras de la ruta 23

Los trabajos de asfalto se reiniciarán con tres de los cuatro tramos pendientes. La inversión faltante supera los 1.500 millones de pesos. El panorama, tramo por tramo.



Cuatro tramos de ejecución, con sus contratos restan de la pavimentación de la ruta 23, con una inversión pendiente superior a los 1.500 millones de pesos. La nueva gestión de Vialidad Nacional en Río Negro asegura que habrá plena reactivación de tres de los trabajos a partir de octubre, quedando la resolución del restante por diferencias con la empresa constructora.

El titular del Distrito Río Negro de Vialidad Nacional, Gustavo Casas, se muestra optimista con distintas ejecuciones y proyectos. “Hasta ahora, nada (en Buenos Aires) se me ha dicho que no”, repite. Ponderó, en ese sentido, el incremento del pago de las certificaciones, lo cual se refleja –contó– en el ritmo de ejecución de la obra de la ruta 22.

El Jefe de Obras del organismo nacional en Río Negro, Martín Ponce, estima que la construcción de la ruta estará finalizada en el 2022. “Me conformo con que sea en el 2023, antes de la finalización de la gestión”, plantea Casas.

Quedan 95 kilómetros, distribuidos en cuatro tramos y contratos. También están las observaciones planteadas al asfalto realizado por Gancedo en parte del tramo Maquinchao-Jacobacci. En Vialidad –explican– se está a la espera de la oficialización del control de calidad que se le pidió al organismo central.

Los números finales

1.544

millones totaliza la inversión pendiente para cumplir con los contratos de los cuatro tramos por concluir.

95

kilómetros es el faltante de los 605 kilómetros que tiene esta ruta que conecta el mar con la cordillera por la Línea Sur.

Sobre los otros cuatro sectores en construcción vale un repaso de situación:

• Jacobacci-Onelli. El total llega a 45 kilómetros, con una inversión vigente de unos 1.333 millones. La ejecución está en el 81%, es decir, faltarían 253 millones. A cargo de Equimac, “la obra está neutralizada (suspendida) desde octubre pasado por una cuestión presupuestaria”. Se espera que entre setiembre y octubre, Vialidad apruebe el ajuste final, sin cambio de costos. Objetivo del organismo: “terminarla antes de fines del 2021”. Los accesos a las localidades quedarán para más adelante”, explican.

• Onelli (Puente de Olate)-Comallo. “Homaq SA deja la obra. Aluden que se rompe la ecuación económica, y Vialidad entiende que es una rescisión culposa”. Queda resolver cómo seguir pero, en principio, existiría otra licitación. Quedan unos 20 kilómetros y la ejecución está en el 73%, con un contrato vigente de 755 millones. Lo pendiente exigiría unos 204 millones.

• Comallo-Pilcaniyeu Viejo. “Ya tiene asfalto , pero no está habilitado. Faltarían unos 5 kilómetros, con dos puentes y, próximamente, se iniciarán las voladuras de un cerro con roca”. La ejecuta CPC-Vialgro, con un avance certificado del 81% y un monto de algo más de 1316 millones. Quedan unos 250 millones.

• Pilcaniyeu Viejo-Ruta 40. Construye Decavial, con pedido de ampliación de plazos. “Apareció una falla geológica en la cuesta San Ramón y falta determinar la gravedad para plantear la solución”. Su ejecución está en el 59%, con un monto vigente de 2.041 millones. El faltante exigiría unos 837 millones.

Ponce resalta el regreso de Equimac, aunque también valora la reactivación general después de un período de poca actividad por las restricciones presupuestarias. Casas acota que el nivel de pago es de hasta 10 veces más y lo ejemplifica con una empresa de la ruta 22 que cobraba 6 a 10 y, últimamente, cobró 80 millones. Eso explica el ritmo actual.

La ejecución de la ampliación de la ruta 22 se cumple en algunos tramos mientras otros siguen en conflictos, incluso con recursos judiciales. Casas admite que “todavía hay margen para reformas” del diseño porque –asegura– que “Nación está receptivo”, afirmó.

El titular de Vialidad Nacional en Río Negro cuenta que “se habla con los intendentes. Estamos en conversaciones. No hay plazo, pero lo quiero lo antes posible”.

El tramo Chichinales-Godoy está habilitado y el siguiente –sección II, hasta Cervantes– “está avanzado y se prevé su final para mediados del 2021”, estima Ponce.

La sección III (Cervantes-J.J. Gómez) está “bajo amparo judicial, planteado por el municipio roquense, y “se está hablando con las intendentes de Roca, Allen y Cervantes”.

El tramo de la IV, J.J. Gómez-Fernández Oro, “es el más atrasado” porque después del contrato existió una modificación que la empresa no aceptó.

En cambio, “se está trabajando muy bien” y se espera para fines del 2022 concluir con la sección V, Fernández Oro-Circunvalación de Cipolletti.

Fuente: Río Negro