10/09/20

Provincias piden a Nación acelerar respuestas por biocombustibles

Funcionarios de gobernadores, gremios y empresas señalan que hoy cuesta más producir que el valor final de venta. Advierten por puestos de trabajo en riesgo y por "loby petrolero".



Las provincias productoras de biocombustibles y las cámaras del sector alertaron por la compleja situación que vive el sector; reclamaron medidas al Gobierno nacional, y pidieron que no se discrimine a la cadena de esta industria respecto a los beneficios que recibe la extracción de hidrocarburos.

Las quejas de los gobernadores vienen desde la gestión de Cambiemos y apuntan al precio de referencia y a que se respeten los cortes del de biocombustibles (10% en biodiésel y 12% en biotenal) en el gasoil. Sin embargo, tampoco en el sector encontraron eco desde la secretaría de Energía bajo el comando de Sergio Lanziani desde diciembre, y apuran ahora a su reemplazante, el neuquino Darío Martínez, para que contemple las necesidades del sector. En el entorno de este último aclararon a Ámbito que están estudiando el tema y que Martínez ya tuvo una reunión sobre este punto con el gobernador tucumano Juan Manzur.

También el diputado nacional Enrique Estévez (presidente del bloque socialista) presentó un pedido de informes al Congreso y un proyecto de ley para elevar el porcentaje de los cortes, entre otros beneficios.

Días atrás, la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb) alertó que 30 productoras se encuentran paralizadas y al borde de la desaparición junto con las más 10.000 fuentes de trabajo en unas diez provincias. Ayer tomó la bandera la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles (FASiPeGyBio). “Los valores congelados en diciembre de 2019 no logran cubrir el precio del producto final. Las plantas de biocombustibles se encuentran en una situación crítica, donde el producto que cubre el 80% de su producción, el aceite de soja, aumentó en un 25%; mientras los precios finales se mantienen”, mencionaron. Como dijeoron a Ámbito, “afecta al valor de venta del producto, lo que genera que la producción sea más cara que la venta final”.

Consultado por este medio, el ministro de Producción de Tucumán, Juan Luis Fernández, señaló: “Estamos con el bioetanol, tenemos que hacerlo sí o sí, porque la zafra termina la primera semana de noviembre. Tenemos que tener el alochol hasta mayo del año que viene, cuando comienza la próxima zafra”. “Es cierto, al productor le cuesta más producir de lo que percibe, lo estamos haciendo a quebranto, pero debemos hacerlo ahora, mientras se hace el azúcar, cuando la energía es relativamente barata porque surge de la misma molienda de caña”, agregó el funcionario de Manzur. “El nuevo secretario de Energía debe dedicarle su tiempo rápidamente, porque la situación es dramática”, dijo, y cuestionó al “loby petrolero” que va en contra de “descarbonizar la matriz energética”.

En sintonía, Claudio Mossuz, secretario de Industria de Santa Fe, dijo a Ámbito que el biocombustible “es innegable desde todo punto de vista medioambiental, un avance respecto al hidrocarburo fósil; no verlo es querer tapar el sol con las manos”. El funcionario de Omar Perotti mencionó que si “se hiciera una comparación un poco burda”, y se pudiera convertir convertir el biocombustible de la provincia en barriles de petróleo, “Santa Fe sería la cuarta productora de combustibles”. “Nos preocupa la situación, que ya viene adversa desde Macri. En este gobierno encontramos apoyo, pero hay variables que no tenemos a nivel provincial. Sigue sin publicarse el precio de referencia y no se está controlando a las empresas sobre la obligación por ley de hacer el corte de biodiésel”, añadió Mossuz. El secretario de industria dijo que Nación debe solucionar algo “que ya venía de arrastre” y que es estratégico porque le da un valor agregado al poroto de soja, un proceso que es central para evitar “la primarización de la economía”.

Asimismo. Gabriel Matarazzo, secretario general de FASiPeGyBio de Bahía Blanca y tesorero del gremio afirmó a este diario que “las pymes no aguantan más”. “Con la producción parada, la situación es cada vez más crítica. Es necesaria una intervención inmediata de la Secretaría de Energía para evitar la disolución de tantos puestos de trabajo. La Ley de Biocombustibles no está siendo cumplida. Vamos a seguir insistiendo”, manifestó el dirigente gremial.

Fuente: Ámbito