02/09/20

Prevén que el petróleo seguirá sobre u$s40 por demanda incierta y restricciones a la oferta

Una encuesta del mercado reflejó una proyección del valor promedio de u$s42,75 para el Brent de Londres en todo 2020 y un precio promedio de u$s38,82 para el WTI estadounidense. La demanda sufriría una contracción anual de entre 8 y 10 millones de bpd.


El barril de petróleo se mantendría en los niveles actuales de acá a fin de año ya que la demanda no repunta. Foto: Etcetera

Debido a expectativas pesimistas respecto de la demanda, y en un marco de recortes en la producción global, los precios del petróleo crudo verán pocos cambios y se mantendrán en torno a los u$s40 este año según economistas y analistas privados.

De acuerdo a una consulta de la agencia Reuters con 43 especialistas, el mercado espera que el valor promedio del barril Brent de Londres para todo 2020 sea de u$s42,75 y que el precio promedio del WTI estadounidense sea de u$s38,82. Anteriormente, las expectativas eran de u$s41,50 para el Brent y de u$s37,51 para el WTI.

Para 2021, "cuando los recortes a la producción hagan efecto", se espera un repunte moderado. El Brent promediaría los u$s50,45.

Sobre la demanda, en tanto, los analistas esperan una contracción más acentuada en 2020, de 8 a 10 millones de barriles por día (bpd), cuando la previsión de consenso de julio era de 7,2-8,5 millones de bpd.

Este martes, los precios del petróleo subieron suavemente en un marco de debilitamiento del dólar e indicadores positivos sobre la actividad manufacturera en China y Estados Unidos.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre ganó 0,7% a u$s45,58. En tanto en Nueva York, el barril de WTI para entrega en octubre ganó 0,4% a u$s42,76.

"La debilidad del dólar (en un piso desde abril de 2018 en relación a una cesta de divisas) y la disciplina de producción de la OPEP+ (la OPEP y sus aliados) con cada vez más miembros de la alianza reduciendo sus exportaciones, sostienen los precios", señaló Eugen Weinberg, analista de Commerzbank.

Cabe aclarar que un dólar más débil hace más atractivo el barril para inversores que disponen de otras divisas.

Por otra parte, datos alentadores de la actividad industrial en las dos potencias más grandes del mundo también contribuyeron a sostener los valores. En Estados Unidos, el sector manufacturero volvió a crecer en agosto por cuarto mes consecutivo.

Fuente: Ámbito