04/09/20

Pero ahora aumentó el gas: Cablevisión/Fibertel y otras se comprometieron reintegrar sus aumentos

Denuncian que ya no renuevan descuentos. Advierten que se disparó un aumento en la tarifa del gas en plena ola polar.


Polémica por la factura de gas.

Luego del polémico aumento que están recibiendo los usuarios de los servicios de Internet, cable y telefonía, las compañías llegaron a un acuerdo con el ENACOM para reintegrarlos.

El titular del ENACOM, Claudio Ambrosini, recibió a tres empresas de telecomunicaciones -Telefónica S.A.; Telecom Argentina S.A.; y AMX (Claro)- para “trabajar una agenda en común de cara a la reglamentación del DNU 690”

Según informó ENACOM, las empresas se comprometieron a “comunicar en forma clara a sus clientes que se suspende cualquier aumento o modificación de precios de telefonía móvil y fija, Internet y TV paga, desde el 31 de julio y hasta el 31 de diciembre de 2020”.

Según pudo saber Ámbito Financiero, en la reunión que duró más de dos horas se acordó la continuidad del dialogo” con el propósito de “establecer una reglamentación que atienda las necesidades de todos los integrantes del sector de las telecomunicaciones y que tengan en cuenta los intereses de los Usuarios y Consumidores”.

También se acordó que, en aquellos casos que “los usuarios y clientes reciban una factura con aumento aplicado, las empresas procederán a emitir una nota de crédito en la próxima facturación”.

“La reunión fue positiva y acordamos trabajar consensuadamente en el avance de la reglamentación del decreto”, señaló el titular del organismo, Claudio Ambrosini a Ámbito.

Una de las preocupaciones de las empresas respecto a ser categorizadas como “servicios públicos esenciales” era el conocer cómo se establecería el mecanismo de futuros incrementos en los servicios. “No se hablará de tarifas”, precisaron los funcionarios del organismo sino de “precios”, es decir que los futuros aumentos serán establecidos con un mecanismo similar al que hoy rige para el sistema de medicina privada, tal como lo aseguró el presidente Alberto Fernández anoche (02/09) al aire de TN.

Cada vez son más las quejas de los clientes que advierten que no les renuevan el descuento o lo hacen pero en un menor porcentaje, siendo esta una forma de aumentar el servicio. Por ejemplo, un cliente de telefonía celular que gozaba del 50% de descuento en la factura por 6 meses y pagaba $500 mensual, al comunicarse con la empresa pasado ese período, le advirtieron no se renovaba el descuento. Al amenazar con dar de baja el servicio, se le ofreció un descuento de tan sólo el 25%, por lo que pasó a pagar $750.

Aumentó el gas

Usuarios también dieron cuenta también de aumentos en las boletas de este mes. Según explicó el portal especializado EconoJournal, el consumo de gas domiciliario creció 12,2 por ciento interanual en junio. La suba se explica por la cuarentena, que forzó una mayor permanencia en los hogares, y uno de los inviernos más crudos de los últimos años, que también repercutirá en las facturas de julio. A su vez, la recategorización derivada de esos mayores consumos y la decisión del gobierno de no diferir parte del pago, como sí ocurrió el año pasado, llevó a que, aún con tarifas congeladas, las facturas estén llegando con cifras sustancialmente más abultadas que un año atrás.

El mayor consumo de los hogares derivó en una recategorización con el consiguiente incremento en los valores del cargo fijo por factura y el cargo variable por m3 consumido.

Por ejemplo, un hogar de Metrogas que estaba en la categoría R2 3 pagaba 303,3 pesos de cargo fijo y 11,9 pesos por metro cúbico de cargo variable. Si al incrementar su consumo pasó a la categoría R3 1, los valores sobre los que se calcula la tarifa son 395,3 pesos de cargo fijo y 12,9 pesos de cargo variable. Es decir, un 30,3% más de cargo fijo y un 8,4% más de cargo variable.

A su vez, dicho medio advirtió un detalle importante: El gobierno congeló las tarifas, con el consiguiente beneficio para los usuarios, pero no tomó ninguna medida adicional frente a la disparada del consumo que motivaron la pandemia y el frío extremo. El año pasado el gobierno de Macri aumentó la tarifa en abril un 29% y luego autorizó un diferimiento de parte de los pagos para evitar que el usuario tuviera que afrontar sumas extremadamente abultadas en el invierno.

El gobierno de Alberto Fernández congeló este año las tarifas —con lo cual, en términos reales, terminaron siendo hasta un 30% más bajas que el año pasado por la disparada del tipo de cambio—, pero no avanzó con ningún otro mecanismo de alivio para evitar el salto de las facturas de invierno. Fuentes de las distribuidoras confirmaron a EconoJournal que la posibilidad de un diferimiento no se conversó ni con el Ministerio de Desarrollo Productivo ni con el Enargas. Las consecuencias se están empezando a sentir ahora.

Fuente: Por Urgente24