09/09/20

Las etanoleras otra vez recortan producción por falta de precio

Pese a la suba de las naftas ocurrida la semana pasada, las petroleras siguen pagando el mismo valor por el biocombustible. Advierten que el sector ingresa en un "escenario de alta incertidumbre" si no hay respuestas.



Mientras regresó una nueva versión de posibles incrementos en los combustibles para el próximo mes, las productoras de etanol de maíz volvieron a la carga porque esperan alguna actualización que las saque del ahogo económico que transitan debido a que desde diciembre tienen su valor de venta congelado.

Luego del alza en los surtidores ocurrido el mes pasado, las empresas de biocombustibles esperaban que una parte fuera trasladada al valor de su producción a comienzos de este mes, pero eso finalmente no ocurrió, por lo que se completó el octavo mes sin variaciones y con un combo de costos en alza que terminó por desdibujar la ecuación económica. Por eso desde esta semana la entrega a las petroleras comenzó a resentirse y los niveles de producción en las plantas se fue desacelerando.

En el sector explican que tienen una necesidad financiera de seguir despachando alcohol para cortar con las naftas, pero que al mismo tiempo cada litro que sale de las industrias agranda el desajuste económico de las empresas.

Por ese motivo volvieron a pedir una actualización de los valores y hasta aseguran que dentro de la Secretaría de Energía hay un “borrador” con un ajuste importante para el valor mínimo que fija esa autoridad de aplicación para cada litro despachado. Desde el año pasado hubo una modificación en ese punto y Energía dispone un precio que debe ser tomado como piso en una negociación entre etanolera y petrolera. Y si bien los últimos meses el despacho se hizo sobre valores levemente superiores a los fijados oficialmente, están lejos todavía de compensar la escalada de costos e inflación general.

Según consta en la página de la Secretaría, el litro de etanol de maíz tiene un valor mínimo por litro de 29,808 desde diciembre. El litro de nafta ronda actualmente los 62 pesos.

Según el borrador de los técnicos de Energía, se sugiere un valor por litro de alcohol de 36 y 38 pesos, para el producido a partir de maíz y de caña respectivamente. Eso implicaría un 20% de recomposición para los 8 meses.

Sin embargo, cuando la sugerencia iba avanzando y muchos creían que podía salir a fines de agosto, se produjo el cambio en la conducción de la cartera y Darío Martínez reemplazó a Sergio Lanziani. Pero además, esa modificación implicó también un traslado de la cartera que estaba en la órbita del Ministerio de la Producción y pasó a manos de Economía, bajo la conducción del ascendente Martín Guzmán. Allí, además, muchos observan que el flamante funcionario proviene de Neuquén y una de las primeras medidas que aplicó fue crear una sede de la Secretaría en esa provincia patagónica. Gestos que para los biocombustibles, y para Córdoba en particular, no fueron alentadores.

Por eso inmediatamente comenzó un movimiento desde la Liga Bioenergética que conforman las provincias productoras de combustibles renovables, como Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Jujuy, Salta y Tucumán, entre otras, para compensar los platillos. Porque además, sobre ese escenario, debe darse otra discusión de fondo: la nueva ley de biocombustibles porque la actual vence en mayo y el interés de Córdoba allí es que se defina una nueva normativa con mayor participación de los renovables en la matriz energética nacional.

“Estamos en varios frentes a la vez, pero con una coyuntura que nos tiene muy preocupados”, admitieron desde la Cámara de Etanol de Maíz. Y al igual que otras actividades productivas como los feedlots o el tambo, que tienen al maíz como materia prima central, el precio del grano durante el invierno subió más de 20%. Para las etanoleras, la porción más amplia de sus costos es el cereal, que en la pizarra de Rosario pasó de poco más de 8 mil pesos la tonelada a 11.500 en las últimas ruedas. “Si no tenemos una recomposición rápido, la industria entrará en un terreno muy incierto”, alertaron desde el sector.

Fuente: Puntal