31/08/20

Los ocupantes de un predio ferroviario en Victoria piden "una solución pacífica"

Los ramales Retiro-Tigre y Victoria-Capilla del Señor quedaron suspendidos luego de una toma de terrenos ferroviarios en Victoria


Crédito: Trenes Argentinos

La toma de un terreno perteneciente a Trenes Argentinos en las inmediaciones de la estación Victoria , del Ferrocarril Mitre , derivó en una denuncia penal en la justicia federal y puso en jaque la continuidad del servicio, actualmente interrumpido por una medida de fuerza gremial.

Se trata de un pequeño predio ubicado en un sector de talleres, entre las vías del ramal Victoria-Capilla del Señor y un galpón que guarda material ferroviario para el mantenimiento de las vías, cerca de la calle Martín Rodríguez, donde se está construyendo un viaducto. El domingo último, unas 25 personas, entre niños y adultos, ocuparon el lugar e improvisaron unas casillas precarias. Según sus testimonios, lo hicieron por dificultades económicas y se niegan a irse sin una "solución pacífica".

Por tratarse de tierras federales , la compañía ferroviaria radicó una denuncia en el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro, a cargo de la jueza Sandra Arroyo Salgado . "Están ocupando ilegalmente un sector fundamental para la operación, en el que pasan locomotoras y coches de obra que sirven para el mantenimiento de todo el ramal y estamos esperando que actúe la Justicia para la restitución de este predio", indicaron fuentes de Trenes Argentinos.

La zona quedó custodiada por Gendarmería y Policía Federal . "Por ahora no hubo incidentes", dijo uno de los efectivos.

También hubo una respuesta gremial . La Fraternidad , el sindicato que reúne a los conductores de trenes, inició el viernes una protesta que incluye la suspensión de actividades en los ramales Retiro-Tigre y Victoria-Capilla del Señor por "falta de seguridad para trabajar" y por el riesgo que representa la presencia de personas ajenas en un sector de maniobras. Una medida de fuerza que afecta a las 10.000 personas que hoy transporta diariamente el FFCC Mitre , y que en principio durará hasta el lunes, pero que puede extenderse y abarcar más ramales.

"La medida va a seguir hasta que la Justicia determine -dijo el secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano , en diálogo con LA NACION -. Creemos que tiene que haber un desalojo, porque no podemos trabajar tranquilos . Se necesita ese obrador para arreglar la vía y los trabajadores no pueden entrar. Además es un peligro, porque hay criaturas en donde se hace el armado y desarmado de trenes ". En ese sentido, advirtió que "si la Justicia dice que en estas condiciones podemos trabajar, será responsable de cualquier accidente que ocurra".

"Estamos en manos de Dios y de la Justicia"

En un primer momento, los ocupantes se habían instalado sobre una vía , pero después se desplazaron al predio vecino. Lo dividieron en cinco parcelas usando una malla plástica y con chapas, maderas, lonas, nylon y algunas piedras armaron pequeñas casillas. No tienen agua, ni luz, ni baños y denuncian que la policía no los deja salir a buscar comida para sus hijos . Aseguran, además, que no se conocían de antes y que llegaron desde distintos barrios del conurbano norte como Tigre, San Fernando y José León Suárez , porque "se corrió la bola de que había un lugar disponible".

"Soy cocinero y me quedé sin trabajo con la pandemia, no tengo un peso, ni cobré el IFE -dijo Emiliano , un hombre de 33 años que participó de la toma-. Tengo un oficio y trabajo desde los 18, pero no puedo pagar el alquiler, sino no estaría acá, pasando frío, en una situación que no quiero pasar. Lo único que queremos es una solución pacífica , no sabemos cómo va a terminar esto, estamos en manos de Dios y de la Justicia".

Sofía , otra de las ocupantes, llegó allí con sus cinco hijos: "Queremos un lugar, una solución, si tenemos que pagar, haremos lo posible para pagarlo". Explicó que solía trabajar por hora limpiando en casas de familia y vendía ropa usada en una feria, pero sus ingresos se redujeron por la crisis sanitaria. "Estamos acá porque lo necesitamos -agregó-. No somos ladrones, es mentira que robamos a los pasajeros de los trenes ".

El espacio forma parte de un terreno mucho más grande, donde ya hubo otras tomas. En el otro extremo, cerca de la avenida Sobremonte , entre 2014 y 2015, varias familias ocuparon y construyeron sus viviendas y lograron regularizarlas con el Régimen de Regularización Dominial para la Integración Socio Urbana de 2019.

Fuentes de Trenes Argentinos aclararon que aquellas ocupaciones "no afectaban la operación ferroviaria, pero ahora se ocupó un lugar fundamental para la operación de la línea". Así, aunque se levante la medida de fuerza gremial, " si mañana se rompe un riel, no podría repararse ".

Fuente: La Nación