03/07/20

Luego de tres años, el tren vuelve a detenerse en la estación Boulogne

Es el ramal Belgrano Norte, en el andén que va a Retiro. Las obras en San Isidro se demoraron y recién ahora las terminaron.


Apertura. El andén de Boulogne ya se encuentra en funcionamiento tras la remodelación de infraestructura.

En el marco del plan integral de obras del gobierno nacional para la red metropolitana de trenes, se habilitó el nuevo andén de la estación de Boulogne, en San Isidro, con dirección a Retiro. Se trata de la culminación de los trabajos que incluyeron la elevación de parte de los andenes, la adecuación de la infraestructura y remodelación de las estaciones de la línea General Belgrano Norte.

“Si bien los ferrocarriles son de jurisdicción nacional, esta es una obra en la que tuvo especial intervención el Municipio, ya que al no parar el tren en su andén original (casi tres años de demora) terminaba perjudicando a una parte del comercio de la zona. Ahora, remodelado el andén, vuelve a funcionar y es una alegría para todos”, señaló el intendente Gustavo Posse.

Con nuevas boleterías, accesos, rampas de fácil circulación, luces Led, baños y molinetes SUBE, la estación se renueva en gran parte. “Los antiguos andenes eran bajos, algo que dificultaba el acceso a la estación por parte de personas con movilidad reducida. Mientras se realizaba la obra de elevación de andenes se habían montado algunos provisorios a 100 metros del lugar original”, contó Daniel Giovannelli, subsecretario de la Unidad de Gestión Municipal de Boulogne.

En este sentido, desde el inicio de la obra, los comerciantes de los alrededores de la estación se vieron perjudicados por la pérdida de clientes. “Los comerciantes de la galería Bogal, con más de 100 locales, y algunos negocios de la calle Scalabrini Ortiz y otros sobre Piedrabuena, disminuyeron sus ventas porque la gente que bajaba del tren y compraba en esos negocios ya no lo hacía”, resaltó Giovanelli.

Como una alternativa para solucionar la problemática, el Municipio buscó acompañar a los comercios con la eximición de la tasa de Seguridad e Higiene y con diferentes reuniones entre la gerencia de la galería, autoridades de Nación y del Ferrocarril.

Jorge Guex, gerente de la galería Bogal, opinó: “La reanudación del andén en su ubicación original tendrá un efecto positivo para los comerciantes. Durante el tiempo que duró la obra, la cantidad de gente que frecuentaba nuestros locales bajó considerablemente”.

Los usuarios de la línea Belgrano Norte celebraron su apertura durante la cuarentena. “Como vecino de San Isidro, me alegra que estas obras no frenen a pesar del aislamiento. Las mejoras son necesarias para los trabajadores esenciales y para los comerciantes que están pasando un mal momento por la pandemia”, comentó Pablo Godoy, vecino del distrito. Mónica Hernández, también residente de la comuna, recalcó: “Esperamos que esta renovación pronto se replique en la estación de Villa Adelina. Además, por cuestiones de seguridad, sería ideal un cambio en las puertas de los trenes”.

Los comerciantes esenciales próximos a la estación de Boulogne respiran aliviados. “Con la cuarentena, la situación es muy complicada para todos los que estamos en este rubro. Aunque la circulación en las calles no es la habitual, la reapertura de la estación suaviza el golpe de la crisis y nos anima a seguira quienes continuamos trabajando”, reconoció Mariela, dueña de un negocio de la zona que vende elementos de higiene y desinfección.

A pesar del oscuro panorama económico, los locales de Boulogne confían en que el movimiento que se recuperó en la estación local, reactivará en parte sus ventas.

Fuente: Clarín