10/06/20

Buquebus retoma la actividad con viajes de repatriación para argentinos o uruguayos

También podrán viajar personas con otra nacionalidad que residan en esos países. Cómo será el cronograma de operación.


Buquebus retoma la actividad con viajes especiales para rapatriados.

Más de dos meses pasaron desde el último viaje. Y el cierre fue abrupto al detectar que un pasajero argentino que venía desde Uruguay había dado positivo de coronavirus. El episodio, que derivó en el aislamiento de 400 personas, ocurrió el 19 de marzo, un día antes del decreto presidencial que instauró el aislamiento obligatorio en Argentina. Desde ese momento el movimiento en el Río de la Plata quedó en pausa hasta estos días, en los que se retomaron los viajes de repatriación.

Según informa Buquebus en su página web, se realizarán traslados todos los viernes de junio y naturalmente serán bajo un protocolo estricto para mantener las medidas de prevención contra el virus.

¿Quiénes pueden viajar? Desde el 12 de junio estarán habilitados solo argentinos o residentes y uruguayos o residentes que regresen a su país de residencia.

Para poder subirse al barco cada pasajero deberá tener su propio barbijo o tapaboca. En tanto, estos traslados de emergencia no cuentan con servicio de catering ni free shop para aminorar la cantidad de personas en la embarcación y mantener la distancia entre los usuarios.

El primer viaje se realizó el pasado viernes a las 16 desde la terminal fluvial de Puerto Madero hacia Montevideo. Solo estaban habilitados a viajar uruguayos o residentes que volvieran al país vecino.

A partir del próximo viernes también se va a implementar el viaje en sentido inverso y así ayudar a la llegada de repatriados argentinos. El barco partirá desde Montevideo a las 11 de la mañana con destino a Buenos Aires, mientras que el traslado rumbo a Uruguay seguirá siendo a las 16.

De esta manera se afianzan las tareas de repatriación entre los países vecinos. Hace un par de semanas, más de 300 uruguayos arribaron a Montevideo luego de haber quedado varados en Buenos Aires por la pandemia .

"310 uruguayos y residentes en Uruguay llegan desde Buenos Aires en Buquebus. Gracias a los funcionarios consulares de Cancillería y al Consulado en Buenos Aires por gestionar los permisos ante las autoridades argentinas y brindar apoyo a nuestros compatriotas varados. ¡Todos en casa!", destacó el canciller Ernesto Talvi en su cuenta de Twitter.

El barco del escándalo

Luca Singerman (22) llegó al país el 19 de marzo desde Uruguay a bordo del buque Juan Patricio de la empresa Buquebus junto con otros 400 pasajeros. El joven tenía síntomas de coronavirus y, según los investigadores judiciales, habría falseado la declaración jurada del viajero para ocultar su estado y poder volver a Argentina.

Su caso generó el primer operativo masivo en la Ciudad de Buenos Aires y generó revuelo mediático. Ante la sospecha de un infectado a bordo, se debió implementar un operativo de traslado y custodia de todos los pasajeros y tripulantes del barco a hoteles porteños para que queden aislados.

El joven fue acusado de haber llenado una declaración jurada requerida por la Dirección Nacional de Fiscalización y Sanidad de Fronteras del Ministerio de Salud de la Nación en la que sostuvo que no presentaba alguno de los síntomas de coronavirus.

En su defensa, Singerman dijo que se enteró de que había dado positivo el test de Covid-19 “ya llegando a Buenos Aires”, cuando recibió un mensaje de Whatsapp de parte de la clínica uruguaya a la cual había recurrido.

Tras la investigación, el juez federal Luis Rodríguez le concedió a Singerman la excarcelación bajo caución juratoria, le impuso la prohibición de salir del país y la obligación de concurrir mensualmente al tribunal.

Fuente: Clarín