22/05/20

Nueva reunión entre la ANAC e IATA para restablecer los vuelos comerciales en Argentina



Esta tarde tuvo lugar una nueva reunión entre Paola Tamburelli, titular de la Administración Nacional de Aviación Civil, y Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), con el objetivo de avanzar en un plan que permita restablecer el transporte aéreo en Argentina.

Claro que el «objetivo» tiene sus matices. Desde IATA ya habían adelantado la semana pasada que su propuesta apuntaba a volver a volar en julio, dos meses antes de la fecha establecida por la ANAC, 1 de septiembre, tan criticada por la industria.

En la reunión de este jueves, de acuerdo a lo informado por la autoridad aeronáutica argentina a través de un comunicado, IATA presentó su «plan de reinicio de la aviación civil post Covid-19», el cual habíamos publicado en esta nota el día de ayer: [Documento] Paso a paso, el plan propuesto por IATA para reactivar el transporte aéreo bajo el coronavirus.

En el mismo comunicado, desde ANAC informaron que «Tamburelli expresó que la Autoridad Aeronáutica Argentina está trabajando en un Protocolo de Bioseguridad basado en un enfoque sistémico por fases, para el momento en que concluya la suspensión de vuelos decretada por el Presidente de la Nación», lo cual se aproxima bastante, al menos en nombre, a lo que la misma IATA viene presentando a diferentes gobiernos de todo el mundo.

«Para finalizar, la titular de la ANAC explicó que las medidas de flexibilización de la actividad en el rubro de la aviación civil que se dicten de aquí en más, deberán contar con el aval de las autoridades sanitarias», concluye el comunicado.

La semana pasada, en una conferencia de prensa, Cerdá había expresado que en una reunión previa, tanto el ministro de Transporte, Mario Meoni, como Paola Tamburelli se habían comprometido a hablar con representantes del ministerio de Salud para determinar qué medidas son necesarias para lograr la reactivación de la industria en Argentina, lo cual está alineado con lo expresado hoy por la ANAC.

Durante el último mes las relaciones habían alcanzado cierto grado de tensión, tanto por la decisión del gobierno argentino de suspender la actividad aérea hasta septiembre, como por la falta de respuestas concretas al pedido de auxilio económico para las compañías aéreas.

El «Grupo de Trabajo de Evaluación de Consecuencias Económicas del COVID-19 en el Transporte Aéreo» convocado por la ANAC sólo ha logrado materializar una reunión el pasado 16 de abril.

Nos hemos contactado con prensa de ANAC para obtener más información respecto al plan que están elaborando, pero al momento de la publicación de esta nota no obtuvimos respuesta, por lo que cuando lo hagan la incorporaremos.

Desde IATA prefirieron no realizar comentarios sobre el resultado de esta reunión.

Fuente: aviacionline