19/05/20

Neuquén celebra la publicación del barril criollo justo cuando sus regalías se desploman un 47%

Se espera que el precio sostén revierta esta tendencia. En tanto, la producción de la principal provincia petrolera cayó un 25%.



Justo cuando las provincias productoras empiezan a reportar los previsibles desplomes de regalías petroleras, el gobierno nacional publicó finalmente el decreto que fija un barril criollo de 45 dólares.

La decisión fue celebrada por el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, tras ver que la producción se derrumbó un 25% en abril y los ingresos por regalías un 47%, sendero que esperan revertir a partir del nuevo precio sostén.

"Este nuevo esquema da previsibilidad, seguridad y confianza. Plantea reglas de juego claras acordadas para el desarrollo de la actividad hidrocarburífera. Vamos a seguir trabajando por la defensa irrestricta del valor y la propiedad de nuestros recursos", expresó el mandatario.

"Esta es una situación transitoria que surge de la situación nuca vista de un conflicto internacional y de la estrepitosa caída de la demanda por el efecto del coronavirus. El precio sostén permite distribuir equitativamente el esfuerzo que hacen todos los argentinos al adquirir combustible y esta distribución se hace en toda la cadena del valor", agregó.

Según pudo corroborar este medio con altas fuentes provinciales, en Neuquén esperan una mejora con este nuevo precio que estará en vigencia a partir de este martes, pero destacan que el elemento clave será la evolución de la demanda, cuestión que demorará un par de meses en normalizarse no sólo por el parate de la cuarentena sino por los stocks acumulados. En abril, en cambio, el golpe fue por partida doble al verse afectada la producción en un 25% y los precios recibidos en un 50%.

Como explicó LPO, además del nuevo precio de referencia, el decreto determina un esquema de retenciones móviles con una alícuota del 0% si el crudo se mantiene por debajo de 60 dólares para que las firmas exportadoras puedan adquirir un mejor precio, cuestión que también beneficiará a las provincias.

Como contrapartida, exige que las productoras mantengan el nivel de actividad y/o producción registrados durante el 2019," tomando en consideración la situación actual de contracción de demanda local e internacional".

"Las empresas productoras deberán aplicar idéntico criterio al sostenimiento de los contratos vigentes con las empresas de servicios regionales y deberán mantener la planta de trabajadores y trabajadoras que tenían al 31 de diciembre de 2019", agrega el texto.

Asimismo, prohíbe a que las petroleras accedan al mercado de cambios para la formación de activos externos y adquirir títulos valores en pesos para su posterior venta en moneda extranjera o transferencia de custodia al exterior.

Como se preveía, también obliga a adquirir la totalidad del crudo en el ámbito local, sin poder recurrir a la importación de productos disponibles.

Fuente: LPO