15/05/20

EDVSA ofrece pagar a las pymes en 30 cuotas su deuda millonaria

En una semana, la deuda de la empresa sumó más de 144 millones para superar un monto total de 688 millones. Por ahora, aceptó una parte minoritaria de los acreedores.


La protesta de transportistas en la base de EDVSA en Neuquén

El caso de Electrificadora del Valle (EDVSA), la firma que dejó de pagar a 522 razones sociales (unas 300 son pymes neuquinas) con una deuda que supera los 600 millones de pesos, sigue sin una resolución firme. Se conoció de fuentes internas que el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que la empresa difundió ente sus clientes, ya tiene una aceptación del 36% de los acreedores, para que puedan cobrar en 30 cuotas y una quita del 20% de la deuda.

Pero el documento que se difundió para que las pymes firmaran no tiene la aceptación total de los clientes, que en algunas casos tienen deudas a cobrar por más de 15 millones de pesos, no pueden pagarles los sueldos a sus empleados y también emitieron cheques a proveedores propios.

“Han asustado a mucha gente en el medio de la pandemia, porque al final todavía no pasaron 90 días de esos cheques rechazados. Hay mucha gente que no quiere firmar”, sostuvo una fuente pyme, que trabajó casi en exclusiva con EDVESA.

La situación de la empresa, cuyo socio mayoritario es Osvaldo Nunzi, es bastante compleja. De acuerdo a los datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), la sociedad anónima tiene 1403 cheques rechazados por un monto de $688.563.175. Es la deuda esta actualizada al 7 de mayo. El corte anterior fue de $546.176.214 con 1132 cheques rechazados. Es decir que creció en $142.386.961 en poco más de un semana.

La situación con el BCRA de EDVSA es estable, por el momento. Es decir que la compañía no está concursada ni tampoco tiene las cuentas inhibidas, de acuerdo a los que se desprende de la información oficial. Es más, tiene créditos al día con 13 entidades financieras de todo el país por $480.854.000, sin atrasos.

El tema fue evaluado por el gobierno neuquino, a través del Centro Pyme-Adeneu y el Ministerio de Producción, a cargo de Facundo López Raggi, en pos de buscar estrategias para una salida al conflicto y que las pymes puedan cobrar las facturas.

De acuerdo a lo que pudo saber +e, el clima entre los empresarios pymes no es el mejor con la mediación que emprendió el gobierno. “Están salvando a una empresa que dejó a cientos de pymes en la calle, defendiendo un acuerdo leonino que está muy cerca de ser una estafa”, confiaron.

El APE que firmaron algunas de las empresas establece un adelanto de la deuda que hace EDVSA a sus acreedores por $250.000 en documentación o comprobantes anteriores al día 18 de abril pasado. Con esas condiciones, la compañía podrá cancelar deuda que tiene con sus clientes en 30 cuotas restantes y con una quita del 30%, de acuerdo a los términos del acuerdo que se está negociando. Pero resta un 64% del monto de los acreedores que no convalidaron con su firma el APE.

Para muchas pymes, que prestan servicios de transporte, catering, alquiler de traileres, y de una infinidad de rubros, lo de EDVSA se trata de una maniobra legal para dejar de pagar a sus clientes y “quedar limpios” ante la AFIP y el sistema financiero, sin que la compañía esté concursada.

Se sabe que EDVSA recibía adelantos de dinero por parte e las operadoras para hacer obras, y esto le permitió financiarse durante el tiempo.

Fuente: Más Energía