13/05/20

Coronavirus en Argentina: en el Aeropuerto de Ezeiza hay 100 autos que esperan por sus dueños

Según se informó, cuando los dueños puedan regresar al país y pasar a buscarlos no deberán abonar el estacionamiento. Preparan las instalaciones para el “día después” de la pandemia.


El ingreso al aeropuerto internacional de Ezeiza: las barreras para el estacionamiento están levantadas. (MARCELO CARROLL)

Ciento cincuenta vuelos diarios, 30 mil pasajeros que van y vienen, filas interminables que serpenteaban encerradas entre las cintas divisorias y forman un laberinto rumbo a la ventanilla. Corridas, anuncios de ultimátum por altoparlante, selfies, canastas repletas en el free shop. El paisaje habitual del aeropuerto de Ezeiza mutó por completo al compás del coronavirus. Ahora el lugar más poblado es el estacionamiento.

Hay 100 autos que esperan por sus dueños. Son de pasajeros que quedaron varados en diferentes partes del mundo y no pudieron regresar al país. Para cuando la pandemia les permita pisar nuevamente suelo argentino, al menos recibirán una noticia que los aliviará: no deberán abonar por el parking.

“En Ezeiza hay tres plantas de estacionamiento con una capacidad total para 4.000 vehículos. Hoy tenemos alrededor de 600 lugares ocupados”, informan a Clarín desde el aeropuerto.

De esos 600, la mayor parte pertenece al personal del establecimiento, que por los efectos de la pandemia se redujo en más de un 50%: un día normal previo al coronavirus alrededor de 24 mil empleados trabajaban en el aeropuerto.

En tanto, hay una pequeña porción de vehículos que son de las empresas que se dedican a alquilarlos y cerca de 100 que pertenecen a los varados y están allí desde antes del menos el 26 de marzo cuando se cerraron las fronteras.

“Las barreras del estacionamiento están levantadas, tanto para el ingreso como para el egreso”, aclaran. De esta manera todo aquel que tenga permiso para viajar no tendrá que abonar el parking.

Lo mismo ocurrirá con los que quedaron varados. Los pasajeros que ya abonaron de forma anticipada la reserva del estacionamiento no deberán afrontar un extra por los días de más que permaneció allí el auto. En tanto, los que aún no pagaron y pensaban hacerlo en su arribo podrán salir sin pasar por la ventanilla.

El día a día en Ezeiza cambió por completo. Este martes estaba previsto que 11 vuelos aterrizaran en Ezeiza. Y apenas nueve aviones partían a otras latitudes: Doha, Salvador de Bahía, Mendoza, dos a San Pablo, Amsterdam, Londres, Santiago de Chile y Barcelona.

Mientras tanto, el Organismo Regulador del Sistema Nacional Aeroportuario supervisa las modificaciones que implementa el aeropuerto de cara al día después del coronavirus. En este sentido, ya se instalaron acrílicos protectores en el área de Check-in y stickers en el piso para mantener la distancia entre pasajeros. En el ingreso a cada terminal tomarán la temperatura y solo podrán ingresar quienes deban viajar, sin acompañantes.

Tal como ocurre fuera del aeropuerto, los espacios gastronómicos y los comercios con mayor aglomeración, como los Free Shop, serán los que más demoren en volver a la normalidad y con cupos de pasajeros dentro del local.

Actualmente, para brindar servicio a los repatriados o a quienes pueden salir del país en Ezeiza funcionan pocos negocios puntuales: Farmacity (opera 24 horas), McDonald's (funciona con modalidad para llevar y delivery, desde las 11 a las 23), Open 25: (kiosco multi-rubro, está abierto de 6 a 22 en las terminales A y C) y la estación de servicio Puma, disponible las 24 horas.

Fuente: Clarín