18/05/20

Cabandié denuncia una contaminación "alarmante" en Vaca Muerta

El ministro de Medio Ambiente detalló una auditoría en el principal yacimiento de shale oil y castigó a las empresas que hacen fracking. "Se manejan con impunidad".



El ministro de Medio Ambiente Juan Cabandié detalló una reciente auditoría en el yacimiento de shale oil de Vaca Muerta, la primera en la historia, que arrojó un alto grado de contaminación. "Los residuos de la actividad son alarmantes", alertó el viernes ante la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Senado.

La neuquina Silvia Sapag, flamante integrante del bloque oficialista conducido por José Mayans, consultó sobre las consecuencias del sistema fracking utilizado para explorar gas no convencional y Cabandié dijo estar sorprendido por "el grado de utilidades que tienen" las empresas que exploran en la cuenca de Neuquén.

"Son capaces de dejar piletas de hidrocarburos, pasivos ambientales, maquinaria en desuso, contaminación de napas freáticas, del medio ambiente y el aire. Es inconcebible lo que está pasando y esperemos que tomen cartas en el asunto", cerró Cabandié, aunque no anticipó posibles sanciones.

Tampoco lo hizo cuando Lucila Crexell, senadora del interbloque federal con pasado en el Movimiento Popular Neuquino (MPN), lo interrumpió para recordarle que el "ejercicio del poder de policía" es de la autoridad local y no siempre lo ejercen.

La producción de Vaca Muerta quedó golpeada por la baja del precio de los hidrocarburos, que castigó también las finanzas de las provincias que perciben regalías hidrocarburíferas. Fue necesario que el Gobierno estableciera un precio local para que puedan pagar salarios.

Cabandié había criticado la megaminería en su exposición en Diputados, hace 15 días, cuando consideró que las empresas que la practican afectan a todos y sugirió crear una compañía nacional que explote la actividad similar a YPF.

Ante la comisión del Senado, que preside la macrista Gladys González, anticipó una ley de envases. "No sería justo que un productor utilice PET y obtiene una ganancia con ello, no sea consciente que también está generando un residuo que en muchas ocasiones termina contaminando los mares".

Advirtió además que en Argentina hay 5000 basurales a cielo abierto en 2500 municipios y lo definió como "una tradición un tanto medieval. El tratamiento de este tema no se trata simplemente de entregar maquinarias sino de resolver el tema definitivamente".

"De generar conciencia en la ciudadanía y en la dirigencia política. No dudo que la ciudadanía tiene más conciencia que la dirigencia política y me incluyó en ella".

El ministro informó que "el sistema de residuos patógenos está contemplado en los protocolos contra el Covid. Actualmente su capacidad está ocupado en un 50%" y anunció "la existencia de un crédito del Banco Mundial por unos 50 millones de dólares para realizar 7 pozos de agua para la comunidad Wichi", del que se utilizaron 1,6 millones de dólares.

Detalló las inspecciones que desde su ministerio vienen realizando a empresas de hornos de residuos peligrosos, así como su preocupación por la deforestación, que se monitorea a través del Sistema SAT "que lo realizan tres satélites, uno de ellos extranjero".

Y que se redujo el tiempo de los informes que surgen de ese monitoreo, "de 70 a 20 días. Así fue que hemos comprobado que la deforestación es mayor a la denunciada por algunas ONGs vinculadas al cuidado del ambiente".

Fuente: LPO