27/05/20

Autopista Ruta 7: Volvieron a mano única los tramos “inaugurados” por Macri y Vidal

Tal como había denunciado el año pasado SEMANARIO, los 35 kilómetros abiertos al tránsito faltando pocos días para las elecciones de octubre no estaban terminados y recién ahora se está procediendo a llevar a cabo los trabajos necesarios.



Fueron 10 kilómetros en Junín, otros 10 en Chacabuco y 15 en San Andrés de Giles. Esos tramos de la ruta 7 fueron “vendidos” al electorado por el entonces Presidente Mauricio Macri y la exgobernadora María Eugenia Vidal como la “inauguración de la autopista de la ruta nacional 7”, pero todo se trató de una puesta en escena para cosechar votos en las elecciones generales de octubre pasadp, luego del fiasco registrado por su espacio político en las PASO de agosto.

También el intendente Pablo Petrecca estuvo al pie del cañón de aquella singular trampa al electorado, dado que en verdad las obras nunca estuvieron terminadas y su habilitación también puso en riesgo el normal tránsito de los conductores de los vehículos que a diario transitan por estos lugares.

Dicha afirmación toma cuerpo ahora, cuando el nuevo gobierno acaba de reiniciar la obra pública y una de las primeras acciones fue volver a foja cero aquella apertura llevada a cabo con bombos y platillos.

De esta manera, desde el km 255 hasta el 247 de la ruta en Junín volvió a ser de mano única, al igual que el que va desde el 219 al 229 de Chacabuco y desde el 108 al 123 en el partido de San Andrés de Giles.

En el orden local, sólo SEMANARIO denunció la maniobra electoralista que faltó a la verdad desde su concepción, de lo que se denominó caravana del “Sí se puede”, para dar sustento a la reelección de los dirigentes de Juntos por el Cambio.

Es mucho lo que falta por terminar y respecto a lo que es el trazo de la ruta vieja ya empezaron a producirse los cortes del asfalto para interconectar las alcantarillas del nuevo trazado; quedarán aún por finalizar las banquinas asfaltadas y demarcar correctamente la arteria y las vías colectoras.

Asimismo, la comunidad de O’Higgins espera que se concluya con el derivador hacia el pueblo ya que entraña un peligro cierto lo que hay actualmente. Del mismo modo, habrá que concluir el otro punto de cruce cercano a la laguna de Rocha, también en Chacabuco.

Después de la inauguración del derivador a la altura de San Andrés de Giles, no se concluyó la tarea de la segunda mano de la ruta en sí, aunque fue habilitada.

Hay mucha tarea por delante para poder hablar de la “inauguración” de la autopista de Luján a Junín, tal y como el gobierno anterior intentó confundir. Principalmente, habrá que relicitar el tramo de Chacabuco a Carmen de Areco que ni siquiera se ha iniciado.

La buena noticia es que la obra sigue adelante, la mala es que en cuatro años se avanzó un 40% del total que la gestión Macri había prometido, pero que intentó fantasear con su terminación.

Fuente: Semanario de Junín