16/03/20

Vuelos fantasmas y coronavirus: buscan relevar a las aerolíneas de la obligación de viajar con aviones vacíos

Según una norma de IATA, las aerolíneas deben volar el 80% de su programación para no perder frecuencias, lo que motivó que salgan servicios prácticamente vacíos


Fuente: Reuters - Crédito: Ricky Col

Entre las múltiples rarezas que está generando la expansión del coronavirus por el mundo se cuentan los aviones que surcan el aire prácticamente vacíos. Se los llama vuelos fantasmas. Según una regulación de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), las aerolíneas deben operar al menos el 80% de sus franjas horarias asignadas para no perder su derecho al "slot" (como se denomina a esas franjas horarias) en la siguiente temporada.

Es la regla que suele resumirse en dos palabras, "usar o perder", y que fuerza a las compañías a continuar operando incluso en un escenario de caída abrupta de reservas. Esto genera vuelos vacíos o con una cantidad mínima de pasajeros como el que tomó Rosalía Costantino, una periodista argentina que viajó hoy de Singapur a Osaka en la aerolínea Scoot.

"No había prácticamente nadie, estaba totalmente vacío. Le pregunté a las azafatas y me dijeron que habitualmente era así por el coronavirus, que no está viajando nadie a Japón", relató a LA NACION.

Sin embargo, por las pérdidas millonarias para las aerolíneas y el impacto ambiental innecesario que generan los vuelos fantasmas, la IATA emitió una petición para modificar de manera excepcional las normas vigentes, lo que debe ser definido y articulado por los reguladores de aviación de cada país en particular. Y algunos comenzaron a reaccionar.

De hecho, la organización internacional agradeció públicamente en Twitter a la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos por otorgarle a las aerolíneas "un muy necesario alivio temporal de las disposiciones de 'usar o perder' los slots en los aeropuertos de Estados Unidos, congestionados debido al impacto del covid-19 en los viajes".

También celebró que la Comisión Europea lo esté considerando, tal como lo anticipó su presidenta, Ursula von der Leyen. Sin embargo, pidió definiciones urgentes. "Las aerolíneas necesitan claridad para poder ajustar su capacidad e ir hacia una situación financiera y medioambiental más sustentable. Necesitamos que confirmen la suspensión de la slot rule para todos los vuelos de verano lo antes posible", sostuvieron.

Según explicó a LA NACION un abogado con larga experiencia en el sector aerocomercial, la Argentina no tiene una norma específica sobre eso, pero sí "una práctica administrativa" en ese sentido. Es decir, es el criterio que utiliza la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para renovar la asignación de frecuencias. Sin embargo, no cree que las aerolíneas locales hayan operado vuelos fantasmas.

"La administración anterior estuvo trabajando en una norma muy parecida a la de IATA y de hecho hay un proyecto de resolución de uso de slots , que es lo que tiene como práctica la ANAC", precisó. Hasta ahora, agregó, no había sido necesario aplicarlo con rigidez porque no existía en el país la principal motivación para una regla de este tipo, que es la congestión de infraestructura.

Según IATA -que representa alrededor de 290 líneas aéreas, el 82% del tráfico aéreo global- no adaptar las reglas a la situación excepcional que se vive profundizaría la crisis que ya están atravesando las aerolíneas del mundo. Antes de que Estados Unidos anunciara el cierre de la frontera aérea con Europa ya estimaba que la pérdida en el sector rondaría los US$113.000 millones.

"Dadas estas circunstancias, como resultado de la emergencia de salud pública, la opinión colectiva de la industria de las aerolíneas es que la aplicación de la regla del 80% durante la próxima temporada es inapropiada. Se necesita flexibilidad para que las aerolíneas ajusten sus horarios de acuerdo con desarrollos de demanda extraordinaria" , dijo en un comunicado Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA.

Fuente: La Nación