09/03/20

Tras las pérdidas de 2019, YPF recorta 20% inversión en 2020

La baja equivale a u$s700 millones. Es porque la petrolera prevé que este año también será malo para el sector. Se concentrará en tres áreas de Vaca Muerta y no hará exploración en busca de pozos nuevos.


Ajuste. Daniel González, CEO de YPF, adelantó los planes para 2020.

Tras haber informado pérdidas operativas por unos $33.000 millones en 2019, la petrolera YPF prevé recortar un 20% las inversiones de este año. Así surge del presupuesto 2020 que el CEO Daniel González presentó en una teleconferencia con inversores de la compañía con control estatal.

La cifra prevista en el presupuesto para este año equivale a u$s2.800 millones, que representa un recorte de 20% contra las cifras de 2019. Lo atribuyó a las dificultades que el sector enfrentó durante el último año como consecuencia del congelamiento de tarifas y los vaivenes internacionales que afectaron los precios del petróleo.

La rebaja neta de inversiones es de unos u$s700 millones. En este contexto de restricciones, la empresa decidió concentrar las inversiones en tres áreas de Vaca Muerta: Loma Campana, Amarga Chica y Bandurria Sur. Allí destinará u$s1.800 millones del total estimado para este año.

Por otro lado, González informó que una de las prioridades de la petrolera este año será refinanciar los vencimientos de deuda que totalizan u$s1.557 millones. Las dudas de los inversores están puestas en qué condiciones podrá lograr la compañía, dado el contexto que rodea la renegociación de la deuda soberana de la Argentina.

En lo que hace al frente productivo estrictamente, González dijo a los inversores: “Pondremos el enfoque en acelerar los desarrollos de shale oil desde el núcleo central con 101 nuevos pozos, una producción bruta de 155 kboe/d de petróleo y 11 equipos de perforación”, según se informó. Precisó además que la producción de crudo crecerá 2% mientras que la de gas caerá 8% en 2020.

“Este año tendremos un nivel de actividad más bajo en el upstream, y haremos foco en el desarrollo del shail oil mientras toma un wait and see para analizar los proyectos de gas natural hasta que este mercado se estabilice y empiece a crecer nuevamente”.

“La idea es estar preparados para reaccionar rápidamente cuando las condiciones mejoren y crezcan pronto”, añadió.

La caída internacional de precios de los combustibles por el efecto del coronavirus en la economía global también aporta complejidad al panorama local, ya que con un el precio del petróleo de referencia (brent) a u$s45 el barril -y en una tendencia hacia la baja- los planes de YPF apuntan a concretar “un año de menos exploración e investigación”, es decir sin expectativa de nuevos hallazgos y más intensidad en los yacimientos disponibles.

Fuente: Ámbito