18/03/20

La producción de gas se desaceleró y en enero volvió el rojo energético

Desde agosto de 2019 se redujo el ritmo de crecimiento de la producción. Los especialistas advierten que se podrían necesitar más importaciones de gas en los próximos dos inviernos.


La producción de gas se desaceleró y en enero volvió el rojo energético

De la esperanza a la alarma, el ocaso de Vaca Muerta ya repercute sobre la producción de gas. En enero, la extracción del fluido creció 0,8% interanual y cerró en 130,1 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), bastante por debajo de los 144 MMm3/d que se alcanzaron en agosto de 2019, antes de que la crisis macroeconómica pos-elecciones PASO impactara de lleno en el negocio petrolero.

Según datos que recopiló el Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi -que dirige el ex secretario Jorge Lapeña- en base a la Secretaría de Energía, la producción de gas acumulada en el último año móvil (desde febrero de 2019 a enero de 2020 versus el mismo período anterior) fue de 135,3 MMm3/d, con un alza de 4,7%. Es decir, se evidencia una desaceleración respecto a ritmos pasados.

La principal razón que encontró el IAE, en su informe dirigido por Julián Rojo, es que Tecpetrol -el brazo petrolero de Techint- inyectó cada vez menos gas al sistema. En noviembre y diciembre de 2019 y enero de 2020, produjo un 31,7%, 25% y 8,5%, respectivamente, menos que en iguales meses del año anterior.

La firma de Paolo Rocca, que tomó impulso en el mercado gracias a los precios estímulo asegurados en la Resolución 46/2017, tiene un peso de 12,1% en el mercado. El cambio de interpretación de la norma, aplicado por el ex secretario Gustavo Lopetegui a principios del año pasado, llevó a que Tecpetrol redujera sus ritmos de aumento.

Llamó la atención de los analistas, entonces, que la balanza comercial energética del primer mes de este año mostrara un déficit de u$s 14 millones, producto de que las exportaciones se redujeron 11,1% interanual mientras que las importaciones lo hicieron 6,3 por ciento.

Otro punto que marcan en el sector es que el consumo de combustibles en la generación eléctrica tuviera una disminución del gas natural del 1,8% interanual en enero, mientras que el gasoil aumentó 53,4%. Éste sería un síntoma de que empieza a escasear gas en el mercado interno, explican en off the record, una señal de alerta para los próximos dos inviernos, en los que pueden crecer las cantidades importadas.

Un proveedor de elementos para empresas de servicios señaló: "Si no activan Vaca Muerta antes de mayo, faltará gas este invierno".

Fuente: El Cronista