09/03/20

Iberia cederá rutas a Volotea para facilitar la compra de Air Europa


Iberia ha firmado un acuerdo preliminar con su rival español Volotea que despeja el camino a la compra de Air Europa. Según ha adelantado CincoDías, y ha confirmado Volotea en un hecho relevante remitido al mercado, el grupo IAG cederá rutas y slots de Iberia y/o de Air Europa a la joven aerolínea para facilitar el visto bueno a la operación por parte de las autoridades europeas de la Competencia.

El pacto, que se anticipa a la petición de cualquier remedy por parte de la Comisión de Competencia (modelo Fix-it First remedy), había sido notificado ya a la Administración española.

Tras la publicación de la noticia por CincoDías.com, Volotea ha enviado un comunicado a Bolsas y Mercados Españoles ratificando la información: “Como consecuencia de las noticias aparecidas en diversos medios, les comunicamos que Volotea ha firmado un acuerdo preliminar (Memorandum of Understanding) con International Consolidated Airlines Group, S.A. (IAG) que recoge el interés de las partes en que Volotea pase a operar ciertas rutas actualmente operadas por Iberia y/o Air Europa”.

IAG, por su parte, ha pasado de fuertes pérdidas en el parqué a terrenos de ganancias, a la vista de que se allana el camino para la consolidación de su dominio en el aeropuerto de Madrid. Al cierre de la sesión la acción ha ganado un 1,63%.

Volotea abrirá de dos a cuatro nuevas bases en España

Asesorada por Pérez-Llorca, Volotea afirma que “como parte de este acuerdo preliminar, se contempla la apertura por parte de Volotea de entre dos y cuatro bases en España y la expansión y consolidación de las bases actuales, así como la cesión de ciertos slots de Iberia o Air Europa en algunos aeropuertos españoles”, ha añadido la empresa.

Hasta el momento, Volotea cuenta con bases en Asturias y Bilbao. “La experiencia del equipo fue clave parta convertirnos en una aerolínea de referencia, rentable y con enorme flexibilidad, y ha sido clave ahora para alcanzar este acuerdo con Iberia, que nos permitirá dar un importante salto adelante, sobre todo en España”, ha expresado Carlos Muñoz, fundador y CEO de Volotea.

El crecimiento de esta aerolínea ajena a IAG, que actualmente factura 500 millones y se convertiría en una de las cinco grandes en España, se produciría en Canarias, Baleares, Galicia, Euskadi y Asturias. Iberia ha añadido, a través de un comunicado, que la Comisión Europea “tendrá que aprobar la idoneidad de Volotea como candidato”, y añade que el modelo Fix-it First remedy “ha sido usado y aceptado por la CE en el pasado en otras operaciones de concentración en distintos sectores”.

El principal obstáculo a la toma de Air Europa era la excesiva concentración de cuota de mercado en algunas rutas. Ya en octubre, cuando se anunció la operación, se esperaba que IAG se viera obligada a hacer concesiones a las autoridades de competencia para lograr el plácet de Bruselas.

Pese a ello, el presidente de Iberia aseguró en diciembre, en un foro empresarial organizado por la CEOE, que “antes de lanzar la compra de Air Europa hemos trabajado con abogados expertos en competencia, sabemos lo que ha sucedido en procesos de integración previos, y, aunque creemos que no son necesarios los remedies, hemos considerado una posible actuación de la CE”. Iberia fue asesorada por Garrigues en la operación de adquisición, tras lo que fichó a Clifford Chance para transitar el proceso de las autorizaciones.

Dominio de mercado

Con la compra de Air Europa, las compañías en la órbita de Iberia pasarían a controlar de forma exclusiva algunas rutas y, en general, tendrían una posición de dominio aplastante en el mercado nacional, donde concentran el 70% de los pasajeros, según las estadísticas de tráfico de Aena correspondientes al pasado año, y el 66% si se atienden los datos que maneja la propia Iberia.

En ese contexto se enmarca el acuerdo con Volotea. “IAG ha propuesto a Volotea ante la Comisión Europea en el marco de un fix-it-first remedy (solución de arreglo previo) por el que Volotea pasaría a operar aquellas rutas en las que la Comisión Europea pudiese considerar que es necesaria la entrada de un nuevo competidor con el fin de asegurar, tras la adquisición de Air Europa por Iberia, que tales rutas se siguen operando en régimen de competencia”, ha explicado Volotea en su comunicado.

La suma de Iberia y Air Europa resulta 63 aviones de largo radio, al alcance de los 65 de KLM y lejos aún de los gigantes europeos Air France, Lufthansa o British Airways, moradores de los principales hubs del continente.

Volotea arrancó sus operaciones en 2012 con base principal en Asturias y oficinas en Barcelona. La iniciativa partió de los creadores de Vueling, Carlos Muñoz y Lázaro Ros, consejero delegado y director general de la actual Volotea, respectivamente. Esta firma española especializada en el segmento del low cost vuela esencialmente entre ciudades europeas de tamaño mediano y pequeño, entrando recientemente en grandes ciudades con la apertura de una base en Atenas y el incremento de operaciones desde Madrid. El siguiente proyecto es intensificar la actividad en Barcelona-El Prat.

La aerolínea vuela con 36 aviones, entre Airbus A319 y Boeing 717, a 88 destinos nacionales y del resto de Europa (13 países), con un total de 319 rutas en 2019, que serán 354 rutas en este 2020.

Su tráfico ha estado en el entorno de los 7,6 millones de pasajeros el año pasado (la estimación está entre los 8,5 y los 9 millones en 2020), con presencia en Francia, Italia, España, Alemania, Grecia, Croacia, República Checa, Portugal, Malta, Austria, Irlanda, Luxemburgo y Marruecos. Las bases operativas de Volotea están localizadas en Venecia, Nantes, Burdeos, Palermo, Estrasburgo, Asturias, Verona, Toulouse, Génova, Bilbao, Marsella, Atenas y Cagliari.

Actuación por separado bajo el paraguas de IAG

Tras la toma de Air Europa por Iberia, está previsto que la primera mantenga su marca e independencia operativa una vez que fuera integrada en el holding IB Opco, bajo el paraguas de IAG. La operación, valorada en 1.000 millones de euros, fue anunciada en octubre por Iberia como un intento de proteger su posición de dominio en el hub de Madrid, así como en el corredor del Atlántico Sur. Luis Gallego y su equipo directivo en Iberia habían detectado un fuerte interés de compra de Air Europa por parte de Air France, lo que habría dado una fuerte posición al rival galo en el aeropuerto de Madrid y en el salto a Sudamérica.

Desde el punto de vista operativo, el plan es que Iberia haga especial hincapié en el viajero de negocios y Air Europa se dirigirá al cliente más sensible al precio.

Hasta ahora la aerolínea española de IAG ha defendido ante la Comisión de Competencia que existe una fuerte rivalidad de las marcas de IAG con Ryanair por el tráfico internacional que se mueve en España. Pero la disposición a renunciar a rutas allanaría el camino al visto bueno.

La cuota de la low cost irlandesa es del 22%, por el 17% de las aerolíneas de IAG, y el 19% que alcanzarían tomando Air Europa. En cuanto al tráfico aéreo doméstico, el 66% estaría en manos del tándem Iberia-Air Europa, peso que baja a la mitad si se contempla el AVE.

Fuente: Aviación al Día