19/03/20

Coronavirus: La Gendarmería hará controles especiales en todas las rutas

Se instalarán check points; se detendrá a los vehículos particulares para medir la temperatura


Controles de temperatura en las rutas Fuente: AFP

El Gobierno informó la suspensión entre mañana y el miércoles próximo del transporte público de larga distancia en un intento de frenar el movimiento turístico y un potencial riesgo de transmisión del coronavirus . Y ayer la ministra de Seguridad, Sabina Frederic , anticipó que en esos días será desplegada la Gendarmería en las rutas para desalentar la circulación de vehículos particulares. El verbo usado por los funcionarios, en forma pública y privada, para definir la misión de ese operativo es "desalentar", ya que no está prohibido el libre tránsito de personas, salvo en los casos para los que fue establecida la cuarentena.

"Tenemos previsto hacer retenes en las rutas con la Gendarmería y dificultar el tránsito y solo permitir el paso de transporte de carga", señaló la ministra a Radio Continental, aunque aclaró que "no es un delito trasladarse" por las rutas en forma particular.

Los procedimientos serán llevados adelante por gendarmes que establecerán check point en los que se tomará la fiebre a cada ocupante de los vehículos, informaron fuentes oficiales del Gobierno.

En ese momento, los uniformados informarán a los conductores sobre las medidas de aislamiento social recomendadas por las autoridades nacionales y recordarán las normas de prevención que deben cumplirse frente a la pandemia. Los gendarmes no podrán ir más allá, por ahora, de aconsejar el regreso a los hogares, dado que no está prohibida la circulación de vehículos particulares.

Sin embargo, fuentes oficiales confían en que un operativo de esas características servirá para "desalentar" el tránsito a zonas turísticas, dado que podría ser muy lenta la circulación en las rutas. En todos los check point deberá repetirse el procedimiento de control, por lo que el viaje sumaría varias horas más a las previstas en un recorrido normal.

El transporte de carga, en cambio, tendrá asegurada una mayor capacidad de circulación, aunque si las rutas quedan entorpecidas por los controles a vehículos particulares también los camiones podría verse afectados en el ritmo de su movimiento.

Es claro el mantra que se reitera en el Gobierno tras la suspensión de clases y otras medidas que liberaron a ciudadanos de obligaciones laborales: "No damos licencia para que vayan a pasear". Y "desalentar" es el verbo que más se escucha en boca de funcionarios.

Otras restricciones

Para lograr la contención de posibles movimientos masivos de personas entre diferentes distritos, el Gobierno también determinó la prohibición del alojamiento de argentinos en hoteles hasta el 31 de marzo. "Los hoteles tienen la obligación de devolver el dinero de las reservas y, además, hay medidas que prohíben la posibilidad de alojarse en la costa o en otros lugares del país", indicó la ministra Frederic.

Y agregó que las fuerzas federales trabajan en la detección de al menos 280 casos de personas que presuntamente habrían violado la cuarentena obligatoria luego de regresar de zonas consideradas de riesgo de transmisión del coronavirus. "Se realizaron 2200 denuncias de violación de veda por coronavirus en un solo día", dijo Frederic, que ayer informó la habilitación de la línea 134 para la recepción de esa clase de denuncias.

Fuente: La Nación