16/03/20

Aerolínea despide al 50% de sus trabajadores después de anuncio de Donald Trump

Las medidas de Norwegian Air pueden parecer drásticas, pero pone en relieve la magnitud de los problemas que enfrenta el sector a medida que se profundiza la emergencia del coronavirus


La aerolínea espera poder redirigir a la mayoría de sus clientes a Estados Unidos a través de sus rutas desde Londres.

Las acciones de las aerolíneas se desplomaron este jueves después de que el presidente Donald Trump impusiera una prohibición de 30 días los vuelos procedentes de Europa, lo que aumentó el riesgo de las aerolíneas que enfrentan una batalla contra las secuelas del COVID-19. Varias aerolíneas han entrado en crisis por falta de dinero lo que ha desencadenado despidos masivos.

Norwegian Air, una aerolínea de bajo costo y que carga con una enorme deuda, informó que suspendía más de 4,000 vuelos y despedirá de manera temporal a la mitad de sus trabajadores después de que sus acciones se desplomaron un 22% el jueves.

“Las nuevas restricciones imponen una mayor presión sobre una situación ya difícil”, dijo el el CEO Jacob Schram en un comunicado.

“Instamos a los gobiernos internacionales a actuar ahora para asegurar que la industria de la aviación pueda proteger los puestos de trabajo y seguir siendo una parte vital de la recuperación económica mundial”, dijo Schram.

La mayoría de los vuelos de Norwegian Air llegan a los Estados Unidos desde las ciudades de Amsterdam, Madrid, Oslo, Estocolmo, Barcelona y París pero fueron cancelados con excepción de las rutas entre Londres Gatwick y diferentes ciudades en Estados Unidos.

La aerolínea espera poder redirigir a la mayoría de sus clientes a través de sus rutas desde Londres.

Relacionado: Volar en tiempos de coronavirus: medidas que las aerolíneas están tomando para proteger a los pasajeros.

Durante las últimas semanas las aerolíneas de todo el mundo se han visto obligadas a cancelar una gran cantidad revuelos y hacer cambios drásticos en sus operaciones debido al coronavirus.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estimó, a inicio del mes de marzo, que el brote de coronavirus que se ha expandido desde China, podría costarle a las aerolíneas hasta $113 mil millones de dólares en ingresos perdidos debido a las rutas y vuelos cancelados.

Las medidas impuestas el miércoles por Trump ante las aerolíneas han provocado que la IATA solicitara a los gobiernos medidas de emergencia para superar la crisis así com una ampliación de las líneas de crédito, la reducción de los costos de infraestructura y la disminución de impuestos.

Tan solo el jueves las acciones de empresas como Lufthansa cayeron 14%, Air France-KLM perdieron 13% mientras que British Airways cayó en 15%.

En el caso de las aerolíneas estadounidenses Delta cayó un 13%, American Airlines un 8% y United Airlines un 15%.

Se estima que más de 15.7 millones de estadounidenses dependen de un empleo relacionado con la industria de los viajes.

Las aerolíneas europeas han ofrecido a sus empleados permisos sin sueldo mientras que otras han frenado las contrataciones de personal.

Fue a principios de marzo cuando la aerolínea británica Flybe colapsó por el brote de coronavirus.

Relacionado: Estas son las aerolíneas que te devuelven dinero si cancelas un viaje por culpa del coronavirus.

El COVID-19 ha dejado más de 124,500 personas infectadas con más de 4,500 muertes, según datos de la Organización Mundial de la Salud que esta semana declaró el virus como una pandemia.

Se estima que en los Estados Unidos más de 850,000 visitantes internacionales entraron durante el mes de marzo de 2019 a Estados Unidos, lo que representa un 29% del total de las llegadas aéreas desde el extranjero con un gasto de más de $3,400 millones de dólares.

La pandemia mundial aún no muestra signos de desaceleración por lo que los viajes se verán interrumpidos durante un tiempo más.

Fuente: La Opinión