20/02/20

Santa Fe: Peligra la continuidad de la obra de renovación de vías por falta de fondos

La UTE a cargo de los trabajos advierte que no cobra los certificados desde Octubre del 2019. Esta tarde habrá una reunión en Buenos Aires con la Administración de Infraestructura Ferroviaria y definirán si se paralizan o no las tareas. Hay 130 trabajadores advertidos por suspensiones y despidos.


La obra de renovación de infraestructura ferroviaria que lleva adelante la Unión Transitoria de Empresas (UTE) —Covimer S.A, Vha Empresa Constructora S.A. y Vialobra S.L— y se ejecuta en el tramo entre Santo Tomé y Coronda, está en riesgo de continuidad por una deuda de certificados que mantiene la Administración de Infraestructura Ferroviaria S.E. (Adifse) con la UTE.

“Cuando surgían modificaciones de contrato, se le hizo adendas al contrato original. En la adenda n° 2, el contrato terminaba en septiembre del año pasado, como sabíamos que debíamos seguir con otros trabajos se hizo una adenda n° 3 que se acordó con todos los estamentos técnicos de la Adif y quedó a la firma de los circuitos administrativos de Adif, pero se demoró y nosotros seguimos trabajando igual y certificando”, comentó el ingeniero Conrado Olivieri, administrador de la UTE, en diálogo con El Litoral y aseveró que “como la adenda —que extiende el contrato hasta mayo próximo— no está firmada por la Adif, no nos paga”.

Al no recibir los pagos de los certificados desde octubre del 2019 a la fecha, la UTE definió poner un límite y este miércoles a la tarde, en Buenos Aires, mantendrá una reunión con representantes de la Adifse para definir la continuidad o no de los trabajos. “En infinidad de notas a la Adif hemos manifestado que esto había que regularizarlo. Nos recibió (el 4 de febrero) el presidente de la Adifse (Ricardo Lissalde) y quedaron en darnos una respuesta que todavía no llegó”, sostuvo Olivieri.

La renovación de la infraestructura de vías, incluidas en el proyecto Circunvalar del Gran Santa Fe, entre la estación de Santo Tomé y la de Coronda (Ramal F1) de la línea del ferrocarril Belgrano Cargas, inició a finales de 2017. Las tareas, en el tramo de 39 kilómetros, consistieron en la colocación y armado de nuevas vías, y también implicó la puesta a punto de desagües transversales del tramo, renovación y mejora de los aparatos de vía indicados y del cercado de los pasos a nivel, entre otros emprendimientos.

El ingeniero Olivieri indicó que a los trabajos sólo le restan un 10% de terminación. “Las vías fueron cambiadas en un 99%, pero restan hacerse terminaciones y mantenimiento”, afirmó.

130 trabajadores en suspenso

En medio de este conflicto entre la UTE y la Adif hay unos 130 trabajadores que esperan una resolución favorable del encuentro en Buenos Aires, “Estamos en estado de asamblea permanente porque nos informaron que a partir de este jueves, si la Adif no paga lo adeudado, se podían parar las tareas”, alertó Néstor Carabajal, delegado de la Uocra y representante de quienes trabajan en esta obra ferroviaria.

“Los trabajadores tenemos el sueldo al día, el problema es que la UTE no va a ‘bancar’ más esta situación. Por eso hay en riesgo 130 familias que directa e indirectamente quedarían sin trabajo”, señaló el delegado. Desde la empresa les informaron a los operarios que de no obtener respuesta positiva empezarán con suspensiones. Al respecto Carabajal destacó que “por experiencia sabemos que estas suspensiones vienen seguidas de despidos”.

A razón de este panorama, el Ministerio de Trabajo de Santa Fe pidió una audiencia a la UTE para este jueves a las 10 de la mañana. Mientras tanto, los trabajadores continúan en estado de asamblea permanente en el obrador ubicado en Sauce Viejo.ElLitoral.com

Fuente: Crónica Ferroviaria