10/02/20

Aseguran que el nuevo señalamiento de la línea D estará listo para mediados de 2022

Las obras del nuevo señalamiento CBTC de la línea D comenzarán este año y estarán terminadas para mediados de 2022. La licitación aún no fue adjudicada pero se esperan novedades para los próximos meses. Se trata del mismo señalamiento que funciona en las líneas H y C, que permite incrementar la frecuencia y la automatización de la operación.


El nuevo señalamiento CBTC de la línea D estará terminado y operativo para mediados de 2022, aseguraron fuentes de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) a este medio.

Tal como explicó enelSubte semanas atrás, la obra no fue adjudicada aún (compiten Alstom y Siemens). De momento se está realizando el análisis de la documentación técnica (sobre n°1) y luego se pasará a la apertura del sobre n°2, que contiene las ofertas económicas. Se esperan definiciones para los próximos meses y se calcula que los trabajos comenzarán en el transcurso de este año.

El proyecto apunta a sustituir el actual señalamiento ATP de Alstom -operativo desde 2008 en la línea D, donde acarrea un historial de problemas de funcionamiento– por un moderno CBTC (Communications-Based Train Control), similar al que funciona en la línea H desde 2016 y desde el pasado lunes en la línea C. En ambos casos se trata del sistema Trainguard MT de Siemens Mobility.

A diferencia de los sistemas tradicionales como el ATS o el ATP, que trabajan con secciones fijas, el CBTC -como lo indica su nombre- se basa en secciones móviles determinadas por la ubicación de los trenes, permitiendo que las formaciones se aproximen a una distancia mínima de 30 metros entre sí. Esto redunda en la posibilidad de correr una mayor cantidad de trenes en simultáneo y, por lo tanto, reducir los tiempos de espera, aunque esto depende en última instancia de la cantidad de formaciones que se pongan en circulación.

Al igual que en las líneas C y H, esto se combinará con ATO (Automatic Train Operation) en GoA 2 (grado de operación automática 2), reduciendo la intervención humana en el proceso de conducción. Bajo este sistema, el conductor simplemente debe presionar un botón para que la formación acelere automáticamente hasta su próxima parada mientras, desde las balizas y antenas colocadas en el túnel, la computadora de a bordo recibe información sobre la ocupación de la vía, velocidades a desarrollar y precauciones en el trayecto. No obstante, el conductor puede tomar control de la conducción de la formación en cualquier momento, en el caso de que se presente alguna eventualidad.

Cabe recordar que la obra de modernización de señales de la línea D había sido lanzada en 2016, pero la licitación (a la que se habían presentado la UTE Siemens-Roggio y Alstom Brasil) nunca fue adjudicada. Esto se debió a que las ofertas excedían el presupuesto oficial y a que SBASE aún no había conseguido el financiamiento necesario para encararla. Por esto, el proceso fue suspendido y recortado, ya que en un esfuerzo por abaratarlo se quitaron las puertas de andén previstas en el proyecto original.

La licitación fue relanzada en marzo pasado, luego de que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) acordara el otorgamiento de un crédito de 105 millones de dólares (previamente autorizado por la Legislatura) destinado no sólo al nuevo señalamiento CBTC sino también a la repotenciación de la línea D (actualmente en curso) y a costear parte del Nodo Obelisco, cuya primera etapa fue habilitada a mediados del año pasado.

Fuente: enelSubte