29/01/20

Cristina Kirchner recorrió obras con un procesado por la causa Cuadernos y le pegó a Mauricio Macri

Junto a Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, la vicepresidenta visitó la construcción de la represa Néstor Kirchner y dijo que esa obra “estuvo paralizada” durante el gobierno anterior.


Alicia, Cristina Kirchner y Gerardo Ferreyra (derecha)

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recorrió este martes obras en la provincia de Santa Cruz junto a la empresario kirchnerista Gerardo Ferreyra, uno de los procesados en la causa de los Cuadernos de las Coimas, y aprovechó la oportunidad para criticar nuevamente al ex presidente Mauricio Macri.

“Hoy visitamos la obra de la represa Néstor Kirchner en Santa Cruz, a 130 kilómetros de El Calafate. Junto a la que será la represa Jorge Cepernic conforman el Complejo Hidroeléctrico de la Patagonia: la obra de infraestructura en construcción más importante de Argentina”, señaló la ex jefa de Estado, quien estuvo acompañada por su cuñada, la gobernadora santacruceña Alicia Kirchner.

De la recorrida junto a Cristina participó también el vicepresidente de Electroingeniería -Ferreyra-, quien fue uno de los primeros detenidos por la causa de los Cuadernos. Ferreyra fue encarcelado el 1 de agosto de 2018 por orden del juez Claudio Bonadio, quien lo procesó como uno de los organizadores de la asociación ilícita que se investiga en ese expediente. En junio de 2019, Ferreyra recibió el beneficio de la prisión domiciliaria y en octubre de 2019, fue excarcelado por orden de la Cámara.

En el acto también participó el ejecutivo chino Yuan Zhixiong, miembro del comité ejecutivo de la UTE "Represas Patagonia", por la empresa Gezhouba Group Corporation, socio de Ferreyra.

Durante la gestión de Macri, Ferreyra intentó seguir adelante con la obra, que la gestión de Cambiemos consideró superflua e innecesaria para la matriz energética que desarrollará la Argentina desde las reservas de Vaca Muerta. Ferreyra había ganado el contrato con el kirchnerismo, para hacer la obra pública más voluminosa de la gestión de Cristina Kirchner, pero el empresario tuvo una larga serie de problemas con sus socios chinos. Ahora, su intención es que se reactive el negocio.

Desde sus redes sociales, Cristina afirmó que “durante el macrismo, las obras estuvieron paralizadas”. “Abandono y desidia caracterizaron aquella etapa. La traducción más clara de ello fue que por primera vez en 30 años el Estado argentino reconoció y pagó gastos improductivos por 130 millones de dólares”, sostuvo.

“Esa cifra supera el presupuesto de 120 millones de dólares necesarios para la construcción de la ruta provincial nro. 9, entre las rutas nacionales 3 y 40, que une las localidades de El Calafate y Comandante Luis Piedra Buena, desde la cordillera al Atlántico”, añadió.

Hoy visitamos la obra de la represa Néstor Kirchner en Santa Cruz, a 130 kilómetros de El Calafate. Junto a la que será la represa Jorge Cepernic conforman el Complejo Hidroeléctrico de la Patagonia: la obra de infraestructura en construcción más importante de Argentina. pic.twitter.com/3MwYnWlAsU

— Cristina Kirchner (@CFKArgentina) January 28, 2020

La vicepresidenta cerró su seguidilla de mensajes con un un agradecimiento “a los trabajadores y a las trabajadoras por el cálido recibimiento”.

Además de Ferreyra, estuvieron los senadores nacionales Oscar Parrilli y Carlos Caserio y el diputado nacional Eduardo Valdés; el intendente de El Calafate, Javier Belloni, y sus pares de Puerto Santa Cruz, Néstor González y de Piedra Buena, Federico Bodlovic.

Cristina, quien llevaba más de una semana en silencio en las redes -su último mensaje fue para elogiar el documental de Netflix sobre el fiscal Alberto Nisman- volvió a pedir autorización a la Justicia para viajar a Cuba, donde su hija Florencia se encuentra bajo tratamiento médico desde marzo del año pasado.

La ex presidenta pidió permiso para salir del país entre el 6 y el 12 de febrero. Este sería su noveno viaje a la isla caribeña: la última vez que estuvo en La Habana fue en enero pasado, cuando permaneció 15 días en ese país.

Fuente: Clarín