30/01/20

Arribó en Puerto de Barcelona el primer cargamento de GNL producido en Vaca Muerta


En Europa arribó el primer cargamento de GNL producido por YPF en Vaca Muerta, en Argentina. La operación de descarga se desarrolló en el puerto de Barcelona, en España, hasta donde arribó el buque carguero “Methane Kari Elin”, con 130.000 metros cúbicos de GNL.

La primera exportación de GNL hacia el mercado europeo se inició el 31 de diciembre pasado con el zarpe de la nave desde el puerto de Bahía Blanca.

La carga del “Methane Kari Elin” es la primera en cruzar el océano Atlántico y atracar en Europa, aprovechando la demanda a contra estación del mercado europeo. El carguero realizó una serie de paradas en su itinerario para completar la enorme carga que puede transportar, que lo llevó primero a Brasil y que ahora lo tiene amarrado en el puerto de Algeciras, en Gibraltar.

Una vez que termine sus descargas en Europa, el buque zarpará nuevamente hacia Bahía Blanca, dado que desde YPF se apuesta a un ciclo de exportaciones regulares que se extiendan hasta mayo.

Cabe mencionar que la operación en Barcelona correspondió a la tercera exportación que YPF realizó desde que la barcaza fábrica “Tango FNLG” amarró en el mismo muelle de Compañía Mega, en donde hasta el 2018 los buques arribaban para dejar gas importado.

Una nueva carga ya es procesada en Bahía Blanca para partir a mediados de febrero, dado que el proceso de licuefacción y carga demanda cerca de 45 días.

El segundo carguero contratado por YPF, el “Excalibur” de la empresa Exmar, recaló el pasado 2 de enero en el puerto de Bahía Blanca. Desde entonces está recibiendo la carga que se va generando en la enorme barcaza fábrica.

Según se supo, la carga que el “Excalibur” está recibiendo podría ser la mayor que YPF exporte en este primer año de envíos de GNL.

De acuerdo con fuentes del puerto, el carguero tiene previsto recibir 48.200 toneladas de GNL, algo así como el equivalente a casi 30 millones de metros cúbicos de gas natural.

El proceso de fabricación de GNL comienza en tierra en donde se montó una planta de láminas que deja al gas en condiciones para ingresar a la barcaza. Una vez en el “Tango FLNG”, el gas es sometido a un proceso térmico que lo lleva a 160 grados bajo cero, con lo cual el gas pierde esa condición gaseosa y se torna líquido.

Este cambio de estado se hace para permitir transportar grandes cantidades, dado que el gas reduce su volumen 600 veces con este proceso.

La barcaza tiene capacidad para procesar hasta 2,5 millones de metros cúbicos por día, aunque en la práctica recibe no más de 2,2 millones de metros cúbicos a diario. El recorrido desde que ingresa el gas, hasta que sale convertido en GNL, demora unos cuatro días y tiene la ventaja de que la energía que utiliza en todo su proceso es tomada del mismo gas que se acumula en el barco fábrica.

Desde el arribo de la barcaza licuefactora en marzo del año pasado hubo importantes cambios tanto en el mercado nacional del gas, como en el mercado global del gas natural licuado (GNL).

En el caso doméstico, el buque fábrica llegó al puerto cuando el plan para la construcción de un gasoducto troncal que une Vaca Muerta con Salliqueló estaba a punto de ser licitado. La obra ahora espera una definición de parte del gobierno dado que fue postergada hasta fines de marzo, acorralada por el contexto macroeconómico.

El gasoducto es clave para poder incrementar la producción que llega a la zona, dado que si bien la barcaza insume un volumen no tan grande -2,2 millones de metros cúbicos- depende de que haya capacidad ociosa en los actuales gasoductos para poder recibir su insumo base, sin afectar la provisión a viviendas, comercios y otros sectores. Fuente: Mundo Marítimo

Fuente: Revista Petroquímica